“¡El día esperado!”

“¡Al fin llegó el día esperado, ansiado por todos nosotros!”, expresó Isabel Castillo, presidenta de la cámara de Comercio, Industria y Producción de San Antonio del Táchira, a periodistas. “Las expectativas son muchas, a empezar desde ya a trabajar de lleno”.

Por orden de Maduro, la frontera con Colombia estuvo cerrada durante varios meses entre 2015 y 2016. El paso se fue reanudando poco a poco, en principio, con permisos especiales por razones laborales o médicas.

Aquella medida, en reacción a un ataque armado contra una patrulla militar venezolana, tuvo fuerte impacto y apenas 20% de la industria y el comercio sobrevivió en Ureña y San Antonio, denunciaron entonces gremios regionales.

El comercio bilateral rozaba los 7.500 millones de dólares en 2009 y una década después era 15 veces menor, según estimaciones privadas.

“¡Al fin llegó el día esperado, ansiado por todos nosotros!”, expresó Isabel Castillo, presidenta de la cámara de Comercio, Industria y Producción de San Antonio del Táchira, a periodistas. “Las expectativas son muchas, a empezar desde ya a trabajar de lleno”.

No está claro si se liberará el tránsito de autos particulares. El paso peatonal había sido restringido por la pandemia de covid-19, incluso para connacionales.

“Ya es hora de que nosotros tengamos la libertad de poder pasar, ir y venir tranquilamente sin que haya ningún inconveniente, como hermanos que siempre hemos sido”, dijo Rafael Gómez, dueño de un estacionamiento de camiones en San Antonio.

Por la frontera con Colombia, desde 2015, emigraron igualmente millones de venezolanos huyendo de la peor crisis de la historia moderna de Venezuela. Según la ACNUR, 5,7 millones abandonaron el país y la mayoría se quedó en Colombia.

COLPRENSA

Notas Relacionadas