Destituyen e inhabilitan a la primera policía trans

174

La Policía Nacional inhabilitó y destituyó por 11 años a la patrullera Andrea Cortés, quien en 2020 fue la primera mujer trans en el país en llegar a ese cargo, por robarse una crema de una droguería del centro comercial Titán Plaza, en el noroccidente de Bogotá.

Este hecho fue divulgado en redes sociales y en los medios de comunicación, donde Andrea Cortés,  aprovechando la ausencia de una de las empleadas del establecimiento se llevó una crema para los ojos, que estaba cerca a la caja registradora y que tenía un valor de 90.000 pesos.

“Se identifica que la funcionaria de la Policía en un descuido de la señora toma la crema del contorno de ojos y la mete en una bolsa y se retira sin pagarla”, se indicó en la exposición del fallo.

Este hecho fue catalogado como una falta gravísima, razón por la cual fue destituida.

La defensa de Cortés, sin embargo, no estuvo de acuerdo con la decisión, que tardó solo tres meses en salir a la luz, pues afirmó que su defendida sí pagó el producto, pero que lo empacó en la bolsa porque la cajera no lo había hecho y afirmó que fueron transfóbicos, homofóbicos y racistas al haber violado los derechos fundamentales de la patrullera, le aseguró la togada al periódico El Tiempo.

Ante esta afirmación se pronunció el inspector General de la Policía Nacional, general Carlos Ernesto Rodríguez, quien dijo que en “la actuación disciplinaria se agotaron cada una de las etapas que hacen parte del debido proceso, garantizando el ejercicio del derecho de contradicción, donde además la disciplinada estuvo representada por su abogado defensor, brindándole la oportunidad de interponer los recursos de ley”.

DENUNCIA PERSECUSIÒN 

 “No tiene sentido seguir luchando con una institución que a una mujer trans la ven como antinatural, la gente no sabe, no se imagina por todo lo que yo he pasado, institucionalmente lo que han hecho conmigo lo que se les ha dado la gana”. De esta forma reaccionó la patrullera Andrea Cortés Guarín del fallo que la destituyó de la Policía y la inhabilitó por once años para ejercer cargos públicos.

Con el uniforme puesto y la voz entrecortada, la patrullera agradeció los mensajes de apoyo y fuerza que ha recibido después que se conociera la decisión de la Policía de desvincularla por no pagar una crema facial en una droguería en hechos

En diferentes publicaciones en su red social la patrullera Cortés –recordada por ser la primera policía trans en la historia del país- señaló que fue víctima de una persecución por su orientación sexual. Estos hechos llevaron a un proceso exprés y a una desvinculación deshonrosa de la Institución.

“Todo está en manos de Dios y mi abogado, pero sinceramente está difícil la situación, no sé qué haré o a qué me dedicaré de aquí en adelante con tan poco”, publicó Cortés en su cuenta de Instagram.

En el fallo disciplinario emitido, la Policía señaló que debido a la gravedad de su conducta y al dolo con el que actuó la uniformada debía ser desvinculada de la Institución puesto que había incumplido con sus deberes y funciones.

Se cuestionó el hecho que sabiendo que se trataba de un delito tomara del escaparate de la droguería la crema aprovechando la distracción de la vendedora. Un video de una de las cámaras de seguridad del establecimiento fue la prueba clave para identificar plenamente a la patrullera Cortés como la persona que entró al local, compró dos productos y a la hora de pagar tomó la crema y la metió en la bolsa.

La defensa de Cortés anunció que presentará un recurso ante la Procuraduría General con el fin que revise y anule el fallo disciplinario.

/Colprensa

Notas Relacionadas