Colapsó el alcantarillado y zona comercial y turística anegadas de aguas ‘negras’

574

POR 
KATYA VÁSQUEZ 
Y EDGAR TATIS 

Muy preocupados y desesperados se encuentran los comerciantes y la ciudadanía en general debido al colapso del alcantarillado que se registra en el Centro Histórico de Santa Marta, más exactamente en la Avenida Santa Rita (Calle 22) con Carrera Primera.

La situación también tiene en alerta a los representantes del sector turístico y a los empresarios de la ‘industria sin chimeneas’, quienes esperan una pronta solución a la problemática caracterizada por el brote de aguas residuales con olores nauseabundos que se perciben por todo el sector con alto tráfico peatonal.

Según Diana Giraldo Balaguera, presidente de la Corporación Centro Histórico, desde ese gremio se le viene haciendo seguimiento a la situación presentada en la calle 22 (Avenida Santa Rita) con Carrera Primera o Avenida del Fundador y se mantiene un contacto permanente con la Gerencia de Essmar E.S.P.

“Nos informan sobre los trabajos que viene realizando la empresa Essmar y la adopción de un plan de contingencia para mitigar la situación presentada por un daño fortuito en la estación de aguas residuales causada por las lluvias y que afectó la Bomba 4 Ebar dejándola fuera de funcionamiento”, señala Giraldo en un comunicado a la opinión pública.

Y más adelante precisa que “La Corporación continuará atenta a los trabajos que se realicen y brindando toda la información en materia ambiental, como de servicios públicos especialmente a las moradores y empresarios del Centro, nuestra misión es dar un parte de tranquilidad ya que la Essmar trabaja para solucionar a la brevedad posible dicho inconveniente”.

LOS TRABAJOS 

Pero mientras llega la solución a la denominada Estación de Aguas Residuales Ebar Norte, el personal adscrito a la Empresa de Servicios Públicos de Santa Marta (Essmar E.S.P.) con apoyo de una maquinaria especializada continúa mitigando el rebosamiento a través de una bomba de succión y rociando un compuesto líquido que ayuda a disminuir los malos olores.

Como bien es sabido en ese punto específico del Centro Histórico, justo diagonal al antiguo Hospital San Juan de Dios y muy cerca a La Marina internacional, llegan muchos turistas que recorren la zona y se han visto sorprendidos con el rebosamiento del alcantarillado, incluso a algunos les ha tocado lanzarse al ‘agua perfumada’ para cruzar hacia el Camellón de la Bahía.

PLAN DE CONTINGENCIA 

La Empresa de Servicios Públicos de Santa Marta, Essmar, confirmó que la situación se debe a que durante las recientes lluvias que se registraron en la ciudad se originó el arrastre de material rocoso proveniente de las faldas de los cerros ubicados en cercanías de la Estación de Aguas Residuales, Ebar Norte, lo que afectó el impulsor y la voluta de la bomba 4, dejándola fuera de operación.

Actualmente, la Empresa continúa ejecutando un fuerte plan de contingencia que contempla la atención durante las 24 horas del día de los puntos afectados, como lo son la calle 22 con carrera primera y en cercanías al edificio Punta Betín.

Patricia Caicedo, gerente de la Essmar, aclaró que “esta no es una situación permanente, ni recurrente”, asimismo, aseguró que desde el momento en que se presentó el daño, el cual calificó como grave, “la entidad procedió a activar el respectivo plan de contingencia poniendo en los principales puntos de afectación varios camiones encargados de hacer el bombeo de las aguas residuales”.

“Inicialmente revisamos si se podían reparar esos equipos, pero, al mismo tiempo, pusimos cinco equipos de succión a presión, tipo vactor, son los carros que están viendo los samarios, que están succionando las aguas servidas para evitar mayores vertimientos”, explicó Caicedo.

Asimismo, a través de intensas acciones de atención inmediata y prioritarias, se pusieron en operación dos bombas de respaldo que mitigan los rebosamientos y evitan que se presenten afectaciones en el medioambiente y en la comunidad.

Seguidamente, la funcionaria mencionó que el daño se produjo en un caudal bastante amplio y que no se debe a la falta de mantenimiento por parte de la empresa, “la situación no se presenta continuamente y el reporte actual se debe a un caso aislado debido al daño de una bomba”.

Es importante resaltar que, Caicedo resalta que antes de que se presentará el hecho fortuito ocasionado por la naturaleza, la Ebar Norte se encontraba operando en óptimas condiciones y en total cumplimiento de todos los estándares requeridos para su funcionamiento. Así mismo, de manera permanente se realizan mantenimientos preventivos en la estación para evitar fallas en la capacidad de la infraestructura.

FALTA DE CULTURA CIUDADANA 

Según lo informado por la gerente de la Essmar, “Santa Marta cuando se fue desarrollando, no le hicieron un sistema de alcantarillado pluvial, entonces, tenemos un solo sistema bastante precario”.

A esto se le suma, la falta de cultura ciudadana, quienes aún no son conscientes de lo que implica arrojar basuras en las calles, más aún cuando está presente la temporada de lluvias, “hay ciudadanos que abren las tapas de los manholes para echar cualquier tipo de desechos, lo que hace que todos los residuos sólidos se nos vayan a la alcantarilla y todo lo que arrojamos se nos devuelve más adelante. Invitamos a la ciudadanía a dar un buen uso al sistema de alcantarillado no abramos las tapas de los manholes porque esto lo que hace es colapsarlo”.

Del mismo modo, la funcionaria resalta que, al levantar las rejillas, durante la temporada de lluvias, entra todo el material de arrastre, el cual genera situaciones como la que se viene presentando en la calle 22 con carrera primera y en cercanías al edificio Punta Betín.

NO HAY DAÑOS AMBIENTALES

Una de las cosas que resalta que la funcionaria, es que a raíz de la situación que se presenta, “hay unos momentos que es de mayor caudal, porque son las horas pico, en el que hay un mayor rebosamiento, pero, no hay ningún tipo de daño ambiental, estamos haciendo los monitoreos, las tomas de la muestra del agua de la Bahía, realmente el caudal que ha salido hacía la Bahía es mínimo, porque el otro se ha succionado con estos carros tipo vactor”.

Caicedo, agregó que “esto es lo que sucede efectivamente en el colector Norte y que va sobre la Carrera Primera, porque ya va llegando al emisario submarino, ahora, estás agua viene con una carga ilusión bastante alta, no vienen con ningún tipo sólido, porque ya están llegando al emisario submarino para decolar en el mar, además, por los días de lluvia vienen bastantes diluidas, entonces tenemos el plan de contingencia, informamos inmediatamente a la ciudadanía, a los gremios del sector lo que estaba sucediendo, no hay que negar que es un daño grave, pero se ha activado un plan de contingencia”.

¿CUÁNTO TARDARÁ REPARAR EL DAÑO? 

En sus declaraciones la gerente Caicedo, añadió que el arreglo podría tardar varias semanas pero que se espera que en el transcurso de esta semana la situación se logre controlar. Allí dijo: “el daño entre hoy y mañana queda contenido, con la instalación de la nueva bomba que llega, es una bomba también especializada de respaldo y serían ya las tres bombas para mantener el canal subterráneo impulsándolo hacia el emisario submarino. La solución definitiva va a demorar unas semanas mientras llegan las piezas de repuestos porque están importadas y estamos haciendo todo lo posible para que los distintos importadores nos las traigan lo más pronto”.

De este modo, Essmar confirmó que la solución definitiva para la situación de las aguas residuales en Santa Marta podría tardar hasta cinco semanas.

Asimismo, Essmar, en cabeza de la gerente, Patricia Caicedo Omar, indicó que se actuó de manera inmediata ante la contingencia, realizando el llamado de apoyo y respaldo técnico en la inspección por parte del Departamento Administrativo Distrital de Sostenibilidad Ambiental, Dadsa, “por lo tanto, damos un parte de tranquilidad a la ciudadanía y aseguramos que se están realizando todos los esfuerzos operativos para solucionar la situación”, concluyó.

Notas Relacionadas