Urgen al gobierno para reglamentar la ley de obesidad vigente desde 2009

Aunque en Colombia hay una ley vigente desde el 14 de octubre de 2009 para combatir los graves efectos de la obesidad en millones de personas, los gobiernos que han pasado desde esa época al presente no han desarrollado la misma, pese a que trae consigo grandes beneficios para la salud.

Ante ese descuido de los últimos tres gobiernos (Uribe, Santos y Duque), es que desde el Senado de la República se le urgió al gobierno nacional para que disponga rápidamente de la reglamentación de esa normatividad en la que se define a la obesidad como una prioridad para atender su control, atención y prevención.

En tal sentido se cumplió una audiencia pública en donde con la participación de asociaciones médicas y de los congresistas se hizo ese llamado al gobierno nacional. El senador Jhon Harold Suárez, quien participó en la reunión dijo que “en el mundo no solamente estamos combatiendo la pandemia del COVID-19, también nos enfrentamos ante una epidemia llamada obesidad. Cerca del 60% de la población colombiana tiene problemas de sobrepeso, por ello debe de existir un compromiso por parte de las entidades territoriales en la implementación de la ley 1355 de 2009”.

Suárez igualmente consideró que este asunto debe ser preocupación de los alcaldes y gobernadores, quienes en su criterio “deben destinar recursos de los planes de intervención colectivo, en la prevención de enfermedades crónicas no transmisibles, realizar inversiones en parques biosaludables que permitan la práctica gratuita de actividad física”.

Resaltó además que las instituciones educativas deben eliminar las comidas chatarras y los padres de familia deben de tener una consciencia adecuada de cómo se están alimentando sus hijos.

La también senadora, Esperanza Andrade (conservadora), consideró que “hace más de 12 años se promulgó la Ley 1355 o ley de obesidad en Colombia durante el segundo el mandato presidencial de Álvaro Uribe Vélez, cuando ejercía como ministro de Protección Social, Diego Palacio Betancourt. Sin embargo, hoy, 12 años después, vemos que esta ley no ha servido mucho, que su implementación ha sido a medias y, por el contrario, los índices de obesidad en el país se han aumentado a niveles preocupantes, y más aún por la pandemia del Covid-19”.

Según cifras de la Asociación Colombiana de Diabetes en Colombia uno de cada tres jóvenes y adultos presenta sobrepeso (37,7 por ciento), mientras que uno de cada cinco es obeso (18,7 por ciento). Enfermedades como la diabetes es padecida entre el 8,5 por ciento y el 9 por ciento de la población adulta en Colombia, por lo que cerca de cuatro millones de personas tienen esta patología.

Para Andrade “desde hace algunas décadas Colombia ha estado pasando por una pandemia silenciosa y que continúa creciendo con el pasar de los años, la obesidad. Según la última Encuesta Nacional de Situación Nutricional, el 56% de la población entre los 18 y 64 años de edad, sufren de sobrepeso u obesidad y una de cada cinco personas es obesa”.

En la ley se indica que el Estado se comprometió a través de sus diferentes Ministerios a promover políticas de Seguridad Alimentaria y Nutricional, así como de actividad física dirigidas a favorecer ambientes saludables y seguros para el desarrollo de las mismas. Estas políticas se complementarían con estrategias de comunicación, educación e información.

También la norma dispone que los productos estéticos o para consumo humano que se comercialicen con el propósito de reducir el peso corporal deberán indicar claramente en su etiqueta y comerciales que el uso de los mismos no suprime la práctica de actividad física y una alimentación saludable.

/Colprensa

Notas Relacionadas