Caso grafitero: aplazan audiencia de fallo contra cuatro uniformados

Aunque se esperaba que este viernes el Juzgado 19 de Bogotá definiera si condenaba o no a cuatro implicados en la muerte del grafitero Diego Felipe Becerra, la audiencia tuvo que se aplazada para el próximo 19 de octubre, debido a fallas en la conexión.

Los cuatro procesados corresponden a los coroneles José Javier Vivas, John Harvey Peña y Nelson de Jesús Arévalo, el teniente Rosemberg Madrid y el intendente Juan Carlos Leal, quienes son investigados por presuntamente modificar la escena del crimen.

Diego Felipe Becerra fue asesinado el 19 de agosto de 2011 en el norte de Bogotá y su caso se reactivó casi una década después, luego de que el patrullero Wilmer Antonio Alarcón Vargas, quien fue condenado a 37 años por el homicidio y quien estuvo prófugo de la justicia, fuera recapturado y puesto nuevamente en prisión.

Alarcón Vargas fue condenado luego de que la Fiscalía logró demostrar que disparó a Becerra después de que fuera encontrado pintando un grafiti. Para el ente acusador, el ataque se habría hecho sin justificación, dado que el entonces menor de edad no estaría cometiendo algún hecho delictivo y desvirtuó la versión de los uniformados, quienes dijeron que el joven había atracado un bus y los disparos se habían presentado durante la acción policial.

Entre las pruebas que tuvo en cuenta el despacho se incluyeron los dictámenes periciales que señalaron que Becerra Lizarazo nunca portó ni accionó un arma de fuego, como lo denunció en su momento el patrullero Alarcón.

En ese sentido, los argumentos de la defensa del patrullero fueron rechazados, dado que la vida del uniformado nunca se habría visto amenazada, por lo que no tendría motivación para atacar al entonces adolescente.

En el dictamen pericial también quedó en claro que en las manos de Becerra solamente se presentaron rastros de pintura, los que coincidían con las latas de aerosol que llevaba consigo el joven.

/Colprensa

Notas Relacionadas