“Fue golpeada con una botella”: Testigo de caso Ana María Castro

189

– Durante el juicio que se desarrolla por el caso de la muerte de Ana María Castro (5 de marzo de 2020), el testigo Sergio Esteban García Álvarez dijo bajo la gravedad de juramento que Mateo Reyes le dio tres versiones diferentes de lo que sucedió. Una de ellas que la joven fue golpeada con una botella.

La noche de los hechos, según la Fiscalía, Ana María salió a la 1:00 a.m. de un bar del norte de Bogotá. La acompañaban Paul Naranjo, Mateo Reyes y Julián Ortegón con quienes estuvo departiendo.

Los cuatro abordaron una camioneta marca Kia Sportage, color negro de placas FSP 598. Adelante iban Naranjo y Ortegón, mientras que atrás se sentaron Ana María y Mateo.

La teoría de la Fiscalía expone que en el transcurso del camino, tanto Ortegón como Naranjo se percataron de que Ana María y Mateo estaban sosteniendo “comportamientos libidinosos” en el interior del vehículo, motivo por el cual se molestaron, bajaron del vehículo a Mateo y luego de una discusión la mujer fue golpeada y posteriormente lanzada.

Aunque Mateo se ha sostenido con esta versión el testigo de turno contó que ha escuchado dos historias más.

Según el relato del declarante, esa noche se dirigía a su casa en carro (solicitado desde una aplicación) cuando junto con el conductor vieron una escena que les llamó la atención. Mateo estaba con las manos en el capó, mientras que Ana María estaba unos cinco metros atrás.

“Tenía un chaleco de plumas blancas y pues había mucha sangre y de inmediato pensamos con el conductor que la había atropellado, pero bajé el vidrio y el señor de ese carro negro me dice que el joven está solicitando ayuda porque su amiga estaba malherida”.

Agrega García que se bajó del carro a preguntar qué había pasado y que Mateo le respondió que los habían arrojado del carro. Pero se le hizo raro porque no estaba magullado ni con la ropa sucia, por lo que volvió a preguntar y Reyes le respondió que “a la joven le habían pegado con una botella dentro de una camioneta y luego le dijo que estaba siguiendo la camioneta de Paul Naranjo en un taxi y que había visto cómo la arrojaban”.

Bogotá (Colprensa).

Notas Relacionadas