‘Venecos’ venden agua contaminada en los semáforos

250

La Secretaría De Seguridad Distrital, la Policía Metropolitana de Santa Marta y Migración Colombia encontraron 200 botellas plásticas que estarían siendo reutilizadas para la venta de agua en los semáforos de la ciudad.

 

Con estupor las autoridades detectaron el delito. Los operativos fueron realizados en ‘El Rumbódromo’, y en diferentes casas abandonadas y en el Mercado Público. Se hallaron 200 envases donde depositaban el líquido

 

El rebusque da para todo. Inclusive para atentar contra la salubridad pública. Y eso fue lo que comprobaron las autoridades tras hallar más de doscientas botellas que eran utilizadas para el reenvase de agua no apta para el consumo humano. Y en esta operación aparecen comprometidas personas de nacionalidad venezolana.

Durante operativos nocturnos de la Secretaría de Seguridad Distrital, Policía Metropolitana de Santa Marta y Migración Colombia, encontraron que inmigrantes venezolanos han construido refugios ilegales en Santa Marta para habitar y producir todo tipo de actividades económicas irregulares.

En este caso, en un operativo alrededor del ‘Rumbodromo’ de la avenida Santa Rita, se detectó que debajo de una infraestructura de cemento habita un número indeterminado de personas que tenían 200 botellas plásticas de agua elaboradas por reconocidas empresas colombianas, las cuales reutilizan sin los requisitos de sanidad y salubridad mínimos.

 

Las autoridades intensificaron los controles nocturnos a personas de nacionalidad venezolana e indigentes en aras de una mayor seguridad en el Distrito, además con estos operativos están atendiendo denuncias ciudadanas.

 

Esa fábrica clandestina de agua al parecer estaría funcionando con los envases vacíos que los samarios desechan luego de consumir el producto en los semáforos y que los vendedores, al parecer venezolanos, recogen para posteriormente lavarlos y llenarlos nuevamente de agua que venden como nueva en los mismos puntos.

“Le pedimos a la ciudadanía tomar precauciones y no comprar agua en puntos informales sino en sitios de comercio legalmente constituidos, hemos enviado las evidencias de este caso a la Secretaría de Salud y otras autoridades para que intervengan y se tomen los correctivos”, dijo Priscila Zúñiga, Secretaria de Seguridad.

Es preciso recordar que a quienes se les compruebe estar reutilizando ilegalmente esas botellas de agua de reconocidas marcas, se les abrirá proceso judicial por delitos como la usurpación de derechos de propiedad industrial y que tienen cárcel en Colombia.

 

En ‘El Rumbodromo’ encontraron a varios venezolanos viviendo allí, consumiendo alucinógenos y donde al parecer envasaban las botellas de agua no tratada para luego vender ese líquido.

 

CONTROLES A VENEZOLANOS

La Alcaldía Distrital, a través de la Secretaría de Seguridad y Convivencia, en un trabajo mancomunado con Migración Colombia, la Policía Metropolitana y la Personería, cumplieron operaciones de control y seguimiento a extranjeros de nacionalidad venezolanas que se encontraban ocupando espacio público.

Estas acciones se dieron en las últimas horas y fueron el resultado de denuncias hechas por la comunidad samaria, al igual que el trabajo de inteligencia efectuado por agentes de la Sijín de la Policía Nacional, quienes venían realizando un seguimiento minucioso a estos inmigrantes venezolanos.

La secretaria de Seguridad y Convivencia Distrital, Priscila Zúñiga, manifestó: “Los operativos además se llevaron a cabo en varios puentes de la ciudad, entre ellos el de la avenida de El Río con carrera cuarta, el de la avenida de El Río con la Avenida Campo Serrano, el puente de la avenida de El Libertador que conduce al Centro Comercial Buenavista y en el puente de Las Malvinas”, dijo la funcionaria.

El comandante de la Policía Metropolitana, coronel Gustavo Berdugo, afirmó que: “Desplegamos a más de 40 uniformados en este operativo que se adelantó en diferentes puntos de Santa Marta, hemos venido con este trabajo desde meses atrás. Seguiremos continuamente trabajando de la mano con el Distrito y mejorar aún más la seguridad de todos los samarios”.

Otra de las situaciones detectadas fue la condición de indigentes en que se encuentran varios venezolanos que habitan y duermen en las calles y puentes de la ciudad.

En el antiguo Rumbódromo no solo está sirviendo de hospedaje para extranjeros venezolanos, también se está utilizando como un lugar para el consumo de alucinógenos. En este lugar las autoridades se encontraron con muebles, camas, mesas, ropa colgada recién lavada, maletas y lo que más alertó a las autoridades fueron los juguetes de niños que estaban en ese lugar, confirmando con esto la presencia de menores de edad en el sitio.

Los venezolanos que se encontraron a lo largo de este operativo, fueron trasladados por las patrullas migratorias a las instalaciones del Centro de Protección al Ciudadano, CPC, en donde se logró realizar la identificación y registro de cada una de estas personas.

También podría gustarte