Usuaria de Air-e se encadena por costosa factura de energía

La empresa Air-e está en el ´ojo del huracán´ por el rechazo unánime de los usuarios al querer imponer de forma masiva y por la fuerza los llamados ‘medidores inteligentes’.

Las protestas y el inconformismo ciudadano contra la empresa Air-e  está recorriendo los distintos estratos socio-económicos de la ciudad, tras recibirse las primeras facturas del servicio de energía con el incremento autorizado por la CREG.

Y ayer ese detonante lo protagonizó la  señora Clara González, quien vive completamente sola en su casa y ejerce el oficio de recicladora, se encadenó a una silla al interior de las oficinas de la compañía Air-e en protesta por el alto valor de su factura de energía eléctrica.

La usuaria calificó de arbitrario y un abuso por parte de la empresa Air-e el cobro excesivo por la prestación del servicio a sabiendas que ella no convive con nadie más, pero sin embargo en la factura le están cobrando $190.000 y no le resuelven su situación.

“La casa permanece sola porque yo soy recicladora y me la paso recorriendo las calles ejerciendo mi labor y la sorpresa es que me llegan recibos de luz para pagar casi $190.000 y estoy reclamando hace rato, pero no me dan una solución. Que pague y después me solucionan es lo que me dicen. Hoy vine a encadenarme para que me resuelvan mi situación y si no lo hacen seguiré aquí”, manifestó doña Clara González.

MÁS QUEJAS 

A la protesta que protagonizó ayer la usuaria al interior de las oficinas de Air-e, se le suman otras quejas en diferentes sectores de Santa Marta en donde están en desacuerdo con la instalación de un nuevo sistema de medición inteligente porque aducen los líderes defensores de los usuarios que es una imposición por parte de la empresa que reemplazó a Electricaribe.

Denuncian los defensores sociales que actualmente la empresa Air-e está en el ´ojo del huracán´ por el rechazo unánime de los usuarios al querer imponer de forma masiva y por la fuerza los llamados ‘medidores inteligentes’.

Cuestionan además el proceso llevado a cabo para reemplazar a  Electricaribe en los departamentos del Atlántico, Magdalena y La Guajira.

Pese reconocer que las tarifas están autorizadas por el ente regulador, tienen la convicción que hay irregularidades en el proceso de estratificación, pero además, se estarían presentando fallas que la empresa no ha querido revisar. ´Estamos igual o peor que antes. Air-e no está solucionando nuestros problemas, el servicio continua deficiente, sin continuidad, ni calidad, pero eso sí, excesivamente costoso´, señalaron los líderes sociales.

Notas Relacionadas