Dólar podría cerrar este año por encima de los $3.800 según analistas

Pese a que la reforma tributaria, la capitalización de divisas por cuenta de la venta de Interconexión Eléctrica S.A. a Ecopetrol y el préstamo del Fondo Monetario Internacional (FMI) han fortalecido el peso colombiano durante las últimas semanas, otros factores como el pronunciamiento de la Reserva Federal también pesarán durante los últimos meses del año en la tasa de cambio. Según analistas consultados por LR, la divisa podría cerrar 2021 sobre $3.800.

En lo corrido del mes, el dólar ha descendido $68,9, mientras que durante el segundo semestre del año ha crecido $9,11. Si se mira desde el 1 de enero, la moneda ha aumentado $333,28 y en los últimos 12 meses ha caído $72,01.

Para José Luis Mojica, analista de Investigaciones Económicas de Corficolombiana, la normalización de la política monetaria ha jugado un papel fundamental en la diferencia de las devaluaciones para las monedas emergentes.

“Para el peso colombiano, aunque ya estaba descontado un incremento de 25 puntos básicos en la última reunión, lo que jugó a favor fue la decisión tan dividida del Banco de la República, lo que abre la puerta a al menos un incremento de 50 pbs en alguna de las dos reuniones que faltan”, agregó el experto.

A esto se suma un panorama complejo en lo que respecta a las elecciones presidenciales que se llevarían a cabo en 2022.

Juan David Ballen, director de análisis y estrategia de Casa de Bolsa, aseguró que “esta cifra no es tan alta, pese a que los mercados estarán enfocados en lo que pueda suceder en lo que respecta al rumbo que tomaría el país”.

Sin embargo, Felipe Campos, director de Investigaciones Económicas de Alianza Valores, aseguró que “la mayor parte del efecto se dará antes de las votaciones debido a la incertidumbre que se genera durante el espacio preelectoral en los mercados. Sin importar los resultados, una vez pase la tensión de las votaciones, el mercado se concentrará en los hechos macroeconómicos fundamentales”.

Por ahora, el precio del petróleo puede ser una navaja de doble filo, toda vez que, su aumento, pese a que puede representar un ingreso adicional a los mercados locales, generaría una incertidumbre por los datos inflacionarios en Estados Unidos y una mayor aversión al riesgo ante la necesidad de desembolsar mayor dinero para obtener el combustible.

La Fed ha dicho que la recuperación del mercado laboral es la variable clave que impulsa la política monetaria, por lo que los inversionistas están observando de cerca cifras que podrían afectar el retiro de estímulos fiscales.

PREVISIONES DE ESTA SEMANA

Los analistas prevén que esta semana el dólar se cotice a $3.772 en promedio, mientras que el euro llegará a $4.349.

En cuanto al barril de petróleo estadounidense WTI se moverá sobre los US$79,80 debido a que un informe de nóminas débiles dio a los precios de la materia prima un pequeño impulso con un movimiento inicial del dólar más débil.

“La crisis energética mundial recién está comenzando. Los principales riesgos aún respaldan otro movimiento importante al alza de los precios del crudo. Rusia podría entregar más gas natural a la Unión Europea y EE. UU. estaría dispuesto a intentar coaccionar a la Organización de Países Exportadores de Petróleo y sus aliados (Opep+) para que entregue más barriles de crudo”, dijo Edward Moya, analista de mercados de Oanda.

Respecto al índice bursátil Mscil Colcap, este podría tocar los 1.414 puntos en medio de presiones inflacionarias que se espera mantengan el crecimiento local.

/Colprensa

Notas Relacionadas