Adulto mayor no aguantó las quemaduras y murió

218

Por este mismo hecho, falleció el joven conductor quien también sufrió quemaduras de segundo y tercer grado en la mayor parte de su cuerpo.

Alrededor de las siete de mañana de ayer murió en la UCI de la clínica Bahía de esta capital, Francisco Javier Rincón Solano, de 66 años. Su muerte se suma a la de Aramis Rodríguez, de 23 años, quien se encontraba desde el 3 de octubre —día del accidente— en el mismo centro médico, donde finalmente perdió la vida en la noche del lunes 4 de octubre.

Se conoció que Rincón Solano había resultado con graves quemaduras de segundo y tercer grado en su superficie corporal, por lo que había sido atendido inicialmente por personal médico en turno, pero luego fue atendido por especialistas de la clínica, donde finalmente falleció después de seis días en cuidados intensivos, producto de las lesiones que tenía en su cuerpo.

El afectado sufrió un paro cardiorrespiratorio, y aunque los médicos especialistas de turno intentaron reanimarlo durante varios minutos para estabilizar sus signos vitales, sin embargo no respondió y murió.

Recordemos que, este lamentable hecho se presentó en el corredor vial que conduce al balneario Bahía Concha, a la altura de la entrada al barrio Los Fundadores, momentos en que Aramis se desplazaba en una motocicleta marca BWIS, y el peatón, de 66 años de edad, pretendía cruzar de un carril a otro.

Las imágenes que quedaron grabadas en cámaras de seguridad, dejaron ver que el conductor invadió el carril izquierdo para sobrepasar un hueco que está sobre la vía y embistió al hombre que iba con dos botellas de gasolina abrazadas.

Se supo que el líquido inflamable se esparció por todo el piso y el roce del vehículo con el pavimento generó chispas que ocasionaron el incendio en el que quedaron atrapados los dos hombres.

Entre tanto, las llamas alcanzaron al motociclista y al peatón, causándoles quemaduras de segundo y tercer grado en la mayor parte de sus cuerpos.

Un grupo de paramédicos de la red de ambulancia de la costa, se encargaron de brindar los primeros auxilios a los afectados y así mismo de hacer su traslado hasta la clínica antes citada, en donde se produjo el trágico final.

Unidades del Laboratorio Móvil de Criminalística de la Seccional de Tránsito y Transporte arribaron hasta el centro médico para adelantar la inspección y levantamiento del cadáver, el cual fue llevado hasta la morgue de Medicina Legal y Ciencias Forenses para la necropsia de rigor.

Notas Relacionadas