Calidad de vida de samarios afectada por la inseguridad

Santa Marta tiene enormes desafíos para atraer empresas, elevar la competitividad, generar empleos, más control urbano en los cerros y lograr la cooperación internacional.

No se puede tapar el sol con las manos, ni es invento de los medios de comunicación, ni de información sesgada como lo considera el Comando de la Policía Metropolitana de Santa Marta. La calidad de vida de los samarios se ha visto seriamente deteriorada por la ola de criminalidad y los altos índices de inseguridad que presenta la capital del Magdalena.

Y es que el tema de la inseguridad en Santa Marta no es solo un problema de percepción ciudadana. Las cifras hablan por sí solas: En el 2020 se perpetraron 127 homicidios en Santa Marta, y este 2021, a pesar de que aun no ha terminado el año y faltan más de dos meses ya suman 133 homicidios.

Es claro que la ciudad está en poder del crimen, que no hay estrategias conducentes a parar esta situación y se carecen planes de acción para combatir con mayor decisión el crimen en sus diferentes manifestaciones.

Pero además, el informe arrojo que los suicidios también van en aumento. Durante el último año la ciudad pasó de nueve casos a 24.

El Programa ‘Santa Marta Cómo Vamos’ reveló ayer el Informe sobre la Calidad de Vida de quienes vive en esta ciudad y en ella se analizaron siete variables y se entregaron varias cifras que dejan al ‘desnudo’ la situación del territorio que debe avanzar en mejorar sus índices de calidad educativa para superar los rezagos en pobreza monetaria.

Al revelar datos sobre el indicador de pobreza y desigualdad evaluado en el Informe de Calidad de Vida 2020, se confirma que Santa Marta es la tercera ciudad con mayor pobreza monetaria y pobreza extrema de las 23 ciudades medidas por el DANE.

“En este sentido, la pobreza monetaria en Santa Marta fue de 55,1 % en el 2020, es decir, que aproximadamente 296.775 personas viven con menos de 344.371 pesos mensuales. Entre 2015 y 2020 la pobreza monetaria en el Distrito aumentó 24,4 puntos porcentuales.

En cuanto al indicador de pobreza extrema, el 23,1 % de la población samaria equivalente a 124.419 personas aproximadamente viven con menos de $159.170. La desigualdad aumentó, pasando de 0,48 en el 2019 a 0,52 en el coeficiente de Gini que mide la desigualdad de los ingresos y concentración de la riqueza”, señala el informe.

Los resultados del Informe fueron presentados en el marco de un conversatorio que se desarrolló en el auditorio de la Cámara de Comercio de Santa Marta para el Magdalena, en donde el director ejecutivo del programa ‘Santa Marta Cómo Vamos’, José Luis Rico, expuso cada una de las variables tenidas en cuenta.

En este sentido analizó cada uno de los indicadores incluidos en el Informe de Calidad de Vida 2020. Respecto a la demografía de Santa Marta, para la vigencia 2020, la población samaria alcanzaba los 538.612 habitantes de los cuales el 90 % que equivale a 484.025 personas habitaban en la zona urbana; y el 10 % (54.587) dispersos en los centros poblados y rurales.

Frente a lo anterior, la tasa de crecimiento poblacional fue de 3,87 %; mientras que la tasa de dependencia se ubicó en 48,2 %, lo que indica que por cada 100 personas en edad de trabajar hay 48,2 que dependen de ellos.

El índice de envejecimiento aumentó 13 puntos porcentuales en los últimos 15 años pasando del 15,5 % en el 2005 a un 28,5 % en el 2020. De acuerdo con Migración Colombia, para el 2020 el número de migrantes venezolanos residentes en Santa Marta fue de 41.311 personas.

Santa Marta con un total de 41.311 venezolanos registrados en el año 2020, es una de las ciudades capitales con mayor proporción de migrantes venezolanos en el país y es la segunda a nivel de Región Caribe después de Riohacha.

ENTORNO ECONÓMICO 

El Informe indica que “La tasa de desempleo en el 2020 se ubicó en 18,1 % siendo Santa Marta la tercera Capital del Caribe con mayor desempleo. Por otra parte, por cada 100 personas que trabajan, 62 lo hacen en la informalidad.

A lo anterior se le suma, la brecha de género en el desempleo que fue en el 2020 de 11,5 puntos porcentuales con una tasa de desempleo en hombres de 13,3 %; y para las mujeres de 24,4 %, mientras que la tasa de desempleo juvenil fue de 30,1 % es decir, que de cada 100 jóvenes que buscan empleo 30 no consiguen oportunidades laborales en la ciudad.

Santa Marta se ubica en la posición 15 entre las 32 ciudades medidas en el índice de Competitividad de las Ciudades. Los pilares con mejor puntuación fueron: Entorno para los negocios, Sofisticación y Diversificación, y Tamaño del Mercado; mientras que los pilares con menor calificación son: Mercado Laboral, Sostenibilidad Ambiental y Educación Básica y Media”.

EDUCACIÓN 

En temas educativos, Santa Marta se ubicó en el puesto 20 de 23 en el Índice Global del Icfes en las pruebas Saber 11, con un Índice Global (246) por debajo de la media nacional (252). Al respecto, el 89 % de los colegios oficiales urbanos de la ciudad las categorías “Medio” e “inferior y muy inferior” y solo un colegio público (IED Normal Superior María Auxiliadora) se ubicó en la categoría (A+) “Muy superior”.

Santa Marta se encuentra por debajo del promedio de Colombia en las cinco áreas del conocimiento que evalúa el Icfes, siendo las áreas de ciencias Sociales y Naturales; e inglés donde se registraron menores desempeños. Los estudiantes en condiciones de pobreza obtienen los resultados más bajos, alcanzando entre los cinco niveles de inglés el más bajo (A-, A1, A2, B1 y B+).

GESTIÓN PÚBLICA 

En lo que respecta al desempeño institucional se evidencian mejoras en las dimensiones de Talento Humano, Direccionamiento y Planeación; Evaluación de Resultados y Control Interno. Las dimensiones que presentan retos de mejora son las relacionadas con la Información y Comunicación; Gestión para Resultados y Gestión del Conocimiento.

En cuanto al indicador de desempeño Fiscal, este presenta un desmejoramiento al pasar del 57,44 en el 2019 al 46,02 en el 2020. La capacidad de programación y ejecución de ingresos a través del recaudo, entre el 2019 y 2020 pasó de $230.974 a $185.424.

En el mismo periodo de análisis se presentó un aumento en la dependencia de las transferencias al pasar del 64,6 % al 70,3 %; sin embargo, se evidencia una disminución del endeudamiento a largo plazo que resulta positivo para la sostenibilidad de las finanzas.

SALUD 

Santa Marta fue la segunda capital de la Región Caribe con mayor tasa de embarazo adolescente, el 19 % se presentaron en mujeres entre los 10 y 19 años y 1.773 casos de los cuales 51 fueron de niñas entre los 10 y los 14 años. El 65,3 % de los embarazos se produjo en mujeres con bajo nivel educativo.

Otro dato importante está relacionado con el fallecimiento de 809 personas en el Distrito a causa del Covid-19. En el 2020 se presentaron cinco casos de menores de cinco años que fallecieron por deficiencias y anemias nutricionales, dos casos más con respecto al año 2019.

Santa Marta es la segunda capital de la Región Caribe con mayor número de casos de niños menores de cinco años con desnutrición; de cada 100 nacidos vivos el año pasado, 9 presentaron bajo peso al nacer.

MEDIO AMBIENTE 

El Distrito cuenta con dos parques nacionales naturales (PNN) los cuales representan el 3,3 % de la cobertura de los PNN del país. Para el año 2018, la Sierra Nevada sufrió una deforestación cercana a las 124 hectáreas, siendo la zona que mayor presión poblacional presenta.

El índice de Calidad del Aire (ICA) para el año 2020 arrojó que Santa Marta registra una buena calidad al ubicarse en el rango ‘bueno’.

El Programa Santa Marta Cómo Vamos a través de este Informe de Calidad de Vida 2020, tiene como propósito hacerle seguimiento a la calidad de vida en la ciudad y generar recomendaciones en materia de política pública.

Notas Relacionadas