Registrados 51 embarazos en niñas entre 10 y 14 años

851

Santa Marta fue la segunda capital de la Región Caribe con mayor tasa de embarazo adolescente.

El Informe de Calidad de Vida que presenta año tras año el programa ‘Santa Marta Cómo Vamos’ en la capital del Magdalena, mostró cifras desfavorables en temas como: seguridad, salud, educación, bienestar social, entre otros.

Las altas cifras de natalidad en adolescentes siguen siendo el dolor de cabeza de las entidades distritales. Pese a que entre el 2016 y el 2020 representó para Santa Marta una baja de 16 puntos porcentuales de gestación, la cantidad de adolescentes en embarazo sigue aumentando, por lo que las autoridades prendieron las alarmas para que no haya más jóvenes samarias en gestación que sigan propiciando las condiciones de pobreza en la ciudad.

Cabe destacar que, el embarazo adolescente es uno de los factores del círculo de la pobreza, causante además de deserción escolar de las niñas y jóvenes y limitante de libertades a la hora de definir un proyecto de vida.

De acuerdo al Informe de Calidad de Vida, del programa Santa Marta Cómo Vamos, en 2020 en la capital del Magdalena se registraron 1.773 embarazos en adolescentes, es decir que jóvenes de 10 a 19 años se convirtieron en madres, lo que representó un 19% del total de embarazos.

Sin embargo, lo preocupante es que ese mismo 2020, se presentaron 51 casos de embarazo en niñas entre los 10 y los 14 años.

Aunque esta cifra refleja una disminución, la problemática sigue siendo una de las más preocupantes y, sin duda, los resultados no alcanzan a llenar las expectativas de los samarios.

El año anterior cerró con una disminución en la tasa de fecundidad con relación al 2019, en el 2020 nacieron 9.264 niños en la ciudad, el 63.5% (6.053) de estos nacimientos se dieron con madres que reportaron bajos niveles educativos.

“El embarazo adolescente sigue siendo un tema prioritario, somos la segunda ciudad de la Región Caribe con mayor porcentaje de embarazo adolescente”, manifestó José Luis Rico, director técnico del programa ‘Santa Marta, Cómo Vamos’, quien además mencionó que la gran mayoría de estas mujeres apenas concluyó el bachillerato, apenas, poco más del 10% tiene una carrera profesional al momento de tener un hijo.

IMPLICACIONES PARA LA SALUD 

Datos de la Organización Mundial de la Salud muestran que las complicaciones durante el embarazo y el parto son la segunda causa de muerte entre las jóvenes de 15 a 19 años en el mundo.

´Los embarazos en adolescentes tienen mayor tendencia a presentar complicaciones como preeclampsia, placenta previa y parto prematuro; ellas están en etapa de crecimiento y durante el embarazo hay una gran exigencia de nutrientes para el bebé, por lo que pueden presentarse problemas nutricionales y anemia con mayor frecuencia que en mujeres adultas. Además, muchas no planean quedar embarazadas y esto les produce problemas psicológicos como culpa, frustración, tristeza, sensación de rechazo de sus familias y de la sociedad”, afirman expertos.

Como el cuerpo de la adolescente aún no se ha desarrollado completamente, a veces los partos son difíciles y pueden complicarse: sus bebés tienen un mayor riesgo de bajo peso al nacer, retardo en el crecimiento intrauterino y prematuridad. También hay un mayor riesgo de muerte fetal o muerte del bebé después del parto.

Notas Relacionadas