$10 millones por vándalos que desvalijaron la UCI intermedia

La Gobernación del Magdalena anunció también un plan de seguridad para los hospitales y los bienes públicos de las ESE en el departamento,  además de pedir a la Fiscalía investigue a funcionarios que tenían en custodia los bienes del centro asistencial.

Indignados, así se encuentran los habitantes de Pivijay, al no poder estrenar la Unidad de Cuidados Intermedios del hospital Santander Herrera, la cual misteriosamente fue encontrada desvalijada. Por estos hechos que se han vuelto reiterativos la Gobernación del Magdalena ofrece una recompensa de $10 millones por información de los responsables, además de la creación de un plan de seguridad para los hospitales del departamento.

Lo anterior, ante la gravísima situación se registró en el municipio de Pivijay, donde al parecer la Unidad de Cuidados Intermedios que había sido inaugurada tres meses atrás por el gobernador del Magdalena, Carlos Caicedo, apareció totalmente desvalijada, o como dicen en el pueblo “sin una puerta con chapa”.

Según, Hans Rangel, secretario de Hacienda y delegado del Gobernador ante la junta directiva de la ESE; Diana Celedón, secretaria de Salud; José Humberto Torres, jefe de la oficina Jurídica y Adolfo Bula, secretario del Interior, se solicitó una investigación por parte de la Fiscalía General de la Nación sobre los hechos vandálicos, pero además, una investigación por acción y omisión en contra de los funcionarios que tenían en custodia los bienes públicos, en este caso el hospital.

La sala, que fue inaugurada el pasado 7 de julio por el gobernador Carlos Caicedo y que aún no está en funcionamiento, fue encontrada totalmente destruida.

LAS ACCIONES 

Los funcionarios de la Gobernación del Magdalena que estuvieron en una visita a la ESE, aseguraron que será necesario una “investigación por parte de la Fiscalía General de la Nación para dar con los responsables de estos actos”.

Adolfo Bula, secretario del Interior, aseguró que “esta es una situación que se ha vuelto reiterativa, en días pasados vandalizaron unas ambulancias acuáticas para el transporte de las personas en la Ciénaga Grande; por esta razón el señor gobernador Carlos Caicedo ha decidido ofrecer una recompensa por $10 millones para dar con los responsables de estos hechos”.

El Secretario del Interior añadió que también se tiene estimado realizar un plan de seguridad en los hospitales del Magdalena.

Además, la secretaria de Salud, la doctora Diana Celedón, indicó que en el centro asistencial afortunadamente no hubo daños en los equipos entregados por el gobierno, sin embargo, en los actos vandálicos, fueron afectadas las tuberías de gases para la atención a pacientes, además del cableado del salón.

En Pivijay aseguran que lo que era una sala que mejoraría la calidad de vida de la comunidad, hoy es una “vergüenza por lo ocurrido con el regreso de Mayra Castro Britto”.

Puertas y marcos caídos, al igual que el piso en mal estado, así fue encontrado, según Mayra Castro Brito, el salón de atención de cuidados intermedios de la ESE local.

Sobre el tema, la Gobernación del Magdalena, en cabeza de la secretaria de Salud, Diana Celedón Sánchez, solicitó que se hagan las investigaciones pertinentes para dar con los responsables de este acto vandálico.

La junta directiva del centro asistencial, en la que participaron la Gerente y los delegados del gobernador Carlos Caicedo, dijo que “solicitamos a las entidades como Fiscalía General de la Nación, adelantar un peritaje para conocer a través de una minuciosa investigación, lo sucedido”.

Notas Relacionadas