DIARIO DEL MAGDALENA
Periódico de Santa Marta

Oportunidad para renovarnos bien y mejor

47

Más cercanas de lo que pensamos asoman ya las justas electivas al Congreso de la República, lo que debería ser una oportunidad feliz y real para renovarnos respecto de quienes habrán de representarnos en ese escenario de la democracia representativa, en lo que nos corresponde escogerlos bien y mejor, sopesar lo hecho por los actuales; y con sindéresis cierta, estudiar si merecen y vale o no la pena que continúen. Ir a calentar curul, no es lo que de ellos requerimos para nuestro departamento, región y país. Necesarios son congresistas atentos a las necesidades y demandas de los pobladores, ayudarles en sus procesos de desarrollo, crecimiento, avance, productividad, progreso y general bienestar.

Congresistas, como no vemos, que procuren unidad, generen impulsos vitales en las regiones, fomenten esencialidades, fundamenten entendimientos, indiquen y jalonen en una misma dirección hacia los caminos mejores que nos lleven al puerto seguro del integral bienestar. Que apunten a que los procesos todos en nuestro territorio se den y sirvan para integrar sin permitir que caigamos en las trampas de algunos que se creen con autoridad moral -cuando sabemos que muy lejos están de ello-, para imponer sus pretensiones, buscando con ello armar sus propios caminos en favor de sus protervos intereses, que nunca los superiores de la ciudadanía ni de la base societaria en su conjunto.

Cansada esta ya la comunidad toda de falsos líderes, de quienes se dicen dirigentes, de quienes no son más que tigres de papel, estafermos demostrados con pies de barro, lo que explica en mucho que vayamos a la deriva, que no tengamos norte y menos horizonte, que no despeguemos como debiéramos, que nada se materialice ni concrete en favor ni beneficio de nuestra comunidad, que no los tomen y por ende no nos tomen ni tengan en cuenta en el escenario nacional, donde fungimos como un cero a la izquierda.

Y más que el centralismo cierto que desde siempre ha sido talanquera para los intereses nuestros como sociedad, culpables en superior grado de lo que nos ha pasado y pasa han sido quienes mal y peor nos han representado, a quienes medidos se sobra tienen en su ineficiencia e ineficacia, en su falta de gestión, en su pobre quehacer político y legislativo, y a quienes como bien pagados contentan con las migajas del rico Epulón. Pero peor que todo, es que no hay en este aserto, en este decir, un ápice de irrealidad, todo está ceñido a la actualidad más cercana y viendo estamos con luz de mediodía y meridiana claridad.

Razón por la que tengamos que ir en esencia a lo importante, exigirles lo que importa, lo que nos hará crecer, y no distraernos en lo que focalizados debemos y tenemos que estar, cual es nuestro desarrollo social, humano y económico crecimiento, so pena de seguir como estamos a todos los niveles, con una mano delante y otra detrás. Es plantear alternativas y soluciones a los problemas reales que acusamos y ver tiene con bienestar, economía, sanidad, educación, empleo, menos carga ideológica y más sentido común y de pertenencia, entre otras muchas falencias, que es lo que necesitamos ahora. Itero, buena parte de la culpa de tanto desatino la tienen quienes nos han representado sin sabernos representar; sino que han llegado a dichos escenarios a satisfacer sus egos y beneficiarse junto a los suyos. saramara7@gmail.com

Notas Relacionadas