DIARIO DEL MAGDALENA
Periódico de Santa Marta

No hubo sabotaje, sino falta de mantenimiento 

La Contraloría Distrital anunció la investigación, toda vez que en esa zona se vive una crítica situación a raíz de las inundaciones de ´aguas negras´.

La Contraloría Distrital visitó la Estación de Bombeo y constató el deplorable estado en que se encuentra, pero además ´desmontó´  los daños que dijo Essmar había sufrido la Ebar Norte

La Contraloría Distrital le desmontó a la Essmar el ´sabotaje´ que la empresa había denunciado contra el sistema de alcantarillado de la ciudad, y señaló que las fallas que se han presentado en la Ebar Norte obedecen a la física falta de mantenimiento.

Luego de que la Contraloría Distrital de Santa Marta investigara el rebosamiento de los manjoles ubicados en la carrera 1 o Avenida del Fundador con calle 22, en el que se evidenciaba el vertimiento de las aguas residuales, que han generado múltiples inconvenientes tanto a propios como a visitantes, el órgano de control halló lo que consideró graves anomalías que ponen en riesgo la operatividad y servicio de alcantarillado en la capital del Magdalena

La Contraloría a través de sus auditores, adscritos a la Oficina de Control Fiscal, practicó este viernes 15 de octubre de 2021, una visita de inspección, vigilancia y control a la Estación de Bombeo de Aguas Residuales -Ebar- Norte, evidenciándose irregularidades que no permiten garantizar su normal operatividad conforme a las necesidades de la ciudad.

Es importante mencionar que, la visita fue atendida por el Gerente Técnico de la Essmar y personal técnico de esa entidad quienes brindaron la información solicitada, en la misma se pudo constatar que en el “Cuarto de Máquinas” se encuentra el tanque subterráneo de almacenamiento y cinco (5) bombas sumergibles, de las cuales, solo vienen funcionando cuatro (4) y a la fecha solo se encuentran dos (2) en funcionamiento.

Según la Contraloría, esto debido a que las otras presentaron recientemente daños en su estructura; lo que ha generado los rebosamientos de aguas residuales en el Distrito de Santa Marta, especialmente en la carrera Primera o Avenida del Fundador con calle 22, con la consecuente afectación ambiental a la Bahía de Santa Marta.

La Contraloría Distrital, constató que el diámetro de las rejillas que protegen las citadas bombas, imposibilitan la entrada de sólidos que puedan afectar las hélices de las bombas; lo que desvirtúa tajantemente la tesis planteada por la Essmar en el sentido que el daño que tiene una de las bombas, obedeció a la entrada de una piedra de gran tamaño, por el contrario, las condiciones de las instalaciones y equipos permiten colegir la falta de mantenimiento en la estación, por lo que se solicitó la información de los mantenimientos ejecutados sin obtener la información.

Igualmente, la Contraloría Distrital de Santa Marta pudo verificar que las instalaciones de Bombeo de aguas residuales Ebar Zona Norte no cumplen con la funcionalidad operativa real, para suplir la necesidad que se presenta en condiciones normales de desagüe y en condiciones de altos niveles de lluvia, para evacuar el volumen de aguas residuales de la ciudad, por lo que el arreglo o reemplazo de la máquina recientemente averiada no es la solución a la problemática.

Según la indagación del organismo de control, se necesita aumentar la capacidad en potencia de bombeo para que no colapse el sistema y realizar adecuaciones en las instalaciones que optimice un buen funcionamiento de trabajo de las instalaciones, por lo que se seguirá solicitando por escrito más información en el marco de la presente investigación por vertimientos de aguas residuales a la Bahía de la ciudad.

 

 

Notas Relacionadas