DIARIO DEL MAGDALENA
Periódico de Santa Marta

“El triunfo me motiva a mantener el legado de nuestros juglares”

676

Por:

NINOSKA

REYES

URDANETA

 Un don musical que lleva en sus venas al tener descendencia familiar de Francisco ‘Pacho’ Rada, es lo que hace grande a Santiago Alberto Díez Arévalo, un niño de 12 años, que, desde Santa Marta, Magdalena, llegó a Valledupar para cumplir su sueño de convertirse en el Rey Infantil del 54º Festival de la Leyenda Vallenata.

Con su talento y fácil dominio ante el fuelle del acordeón, Santiago Alberto logró imponerse ante Luis Ángel Torrado Torres, de Santander, y Santiago David Oñate Quintero, de Cesar.

“Desde que tenía 3 años siento un amor muy grande por la música, todo empezó cuando mi mamá me llevó a una rueda de prensa del Grupo Kvrass y luego mi papá me regaló un acordeón, instrumento que empecé a estudiar con juicio y disciplina para alcanzar este triunfo que le dedico a mis padres, a toda mi familia y a los magdalenenses”, manifestó emocionado.

Santiago reside en el barrio Los Alcázares, en Santa Marta, y estudia sexto grado en el colegio Ateneo Moderno, donde ahora es el orgullo de sus compañeros y profesores, ya que además ha ganado los Festivales del Indio Tayrona, en Plato, Magdalena, y Bogotá; también el Festival Distrital de Música de Acordeón en Barranquilla.

“Ojalá y muchos niños se dediquen a la música como instrumento de vida, de pasión, de cosas buenas en la vida. Este triunfo me motiva a mantener el legado de nuestros juglares vallenatos, y a defender nuestra cultura”, afirmó el nuevo Rey Infantil.

 

ASÍ FUE SU PARTICIPACIÓN

 Desde el primer día de la competencia, Santiago Alberto se convirtió en el favorito de todos. Apenas abrió el fuelle del acordeón, despertó emociones y aplausos entre los presentes.

Inició la presentación con el paseo ‘Coco Liche’, para seguir con el merengue ‘La mona del Cañaguate’, el son: ‘No te vayas’ y la puya: ‘La Armadura. Estuvo acompañado en la caja por Jesús Amaya y en la guacharaca por María Ángela Quintana.

 

ISABEL PICÓN, REINA MENOR

Talento, seguridad y precisión, fue lo que mostró la ocañera Isabel Sofía Picón Mora, desde el primer momento en que subió a la tarima del 54º Festival de la Leyenda Vallenata, logrando coronarse como la Reina Menor de estas fiestas en Valledupar.

En cada una de las notas del acordeón, en los aires de merengue, puya, paseo y son, mostró las mejor de las técnicas, llevándola a triunfar ante el resto de las cuatro participantes que llegaron a la final.

Tiene 14 años y es oriunda del Norte de Santander. En el 2017 se coronó Reina Infantil, y asegura que su mayor referente de inspiración es Juancho Rois.

“Amo el vallenato, amo al acordeón, un instrumento que aunque es muy pesado, el mismo don que Dios me dio para tocarlo, me permite dominarlo”, dijo entre risas y lágrimas de emoción.

 

JOSÉ VILLAZÓN, REY JUVENIL

La alegría fue grande para ‘El gallito giro’ del acordeón, José Liberato Villazón Ibáñez, cuando por los micrófonos se escuchó su nombre como nuevo Rey Juvenil del Festival de la Leyenda Vallenata, hazaña que en el 2019 alcanzó en la Categoría Infantil.

Este vallenato, tiene 16 años y toca el acordeón desde los ocho, preparación con la que logró imponerse ante Jerónimo Andrés Villazón Murillo, de Cesar, y Juan Miguel Martínez Figueroa, de Bolívar, quienes ocuparon el segundo y tercer lugar. En la ronda final interpretó el paseo ‘La Estrella’, el merengue ‘La Negra de Felipe’, el son ‘Levántate María’ y la puya ‘El Contendor.

 

Notas Relacionadas