DIARIO DEL MAGDALENA
Periódico de Santa Marta

La erosión toma más fuerza con la llegada de las lluvias

99

Por 
ANDRÉS 
GARCÍA CASTAÑO 

En Salamina no salen de una dificultad para entrar en otra, ahora, la emergencia por la erosión del río Magdalena se hace más fuerte con la presencia de las lluvias.

Mientras se habla de una solución en fase tres que avanza en su estudio y que sería entregado en diciembre para ponerlo en ejecución en 2022; los habitantes de Salamina ven cada vez más cerca la sepultura de su pueblo sobre el agua.

Al pasar de los días la situación se torna en esta región ribereña más caótica debido que el afluente no da tregua, y cada minuto se lleva terraplenes, dejando a esta zona más cercana a una tragedia que se ha anunciado sin que se tomen correctivos urgentes y necesarios para evitar que la inundación arrase con todo lo que encuentre a su paso.

En la tarde del miércoles, nuevamente la furia del río arremetió contra la margen derecha del río Magdalena, exactamente en el KM 2,1 de la vía que comunica a los municipios de Salamina con El Piñón.

Allí se llevó a su paso los espolones artesanales que ganaderos y campesinos con recursos propios decidieron construir ante la lenta acción del Gobierno Nacional.

Y es que las pocas estrategias que se han implementado han sido en vano, mientras el caudal sigue avanzando y socavando la vía a punto del agua ingresar a los cultivos.

De ocurrir la inundación afectaría a siete municipios y más de 300 mil hectáreas de tierra queden a merced del río. Miles de familia se encuentran en riesgo, las cuales tendrían que abandonar las poblaciones lo más pronto posible para evitar quedar debajo del agua.

Luego de ocurrido la emergencia, Cormagdalena emitió un comunicado donde informó que se encuentra monitoreando los niveles del río y reitera recomendaciones a municipios ribereños ante la temporada de lluvias, hicieron un llamado a los gobiernos para que activen acciones urgentes para mitigar las emergencias.

Tanto la Alcaldía de Salamina, como la Unidad Nacional de Gestión de Riesgos y Desastres han recibido más de 90 millones de pesos por parte de Cormagdalena y las verdaderas soluciones siguen esperando un Plan Maestro que de acuerdo a los conocedores del tema, este estaría para ejecutarse en el 2022, cuando el río se haya tragado a Salamina y 6 municipios más.

NO HAN ATENDIDO RECOMENDACIONES 

En Salamina, una cosa es la que dicen los pobladores, que hablan de una ineficiencia de la Unidad de Gestión del Riesgo y de parte de la Alcaldía y otra es la que dice el gobierno, el cual le hecha el ‘agua sucia’ a las entidades estatales.

El secretario de Gobierno de Salamina, Jaime Luis Solano, ha venido diciendo que el gobierno nacional los ha abandonado a pesar de que existe una medida cautelar las autoridades como Cormagdalena y la Unidad Nacional de Gestión de Riesgo han dejado sola a la población.

Indicó que $10.200 millones han sido invertidos por parte de Cormagdalena en un dragado que aumentó el tamaño de la isla que anteriormente tenía 48 hectáreas y actualmente pasó a 55 hectáreas.

Dijo que las entidades responsables del río y de la vía como Invías, Cormagdalena, Ungrd se la han pasado de estudio en estudio, tratando de solucionar sin mayor resultado que el que se está viendo actualmente.

Sin embargo, las autoridades han hecho el acompañamiento y han emitido recomendaciones que suman responsabilidad a la administración.

El 15 de julio Cormagdalena emitió unas series de recomendaciones, que no han sido materializadas, como: realizar la construcción del dique de control de inundaciones con un núcleo arcilloso que permita garantizar la impermeabilidad del mismo, según un adecuado criterio geotécnico; además, pidió la ampliación el ancho del dique, esta ampliación debe realizarse hacia tierra adentro, no hacia el río, como también la evacuación en conjunto con las alcaldías de El Piñón y Salamina a las personas y asentamientos del sector del Ferry.

Con un oficio de fecha del 22 de septiembre del presente año, dirigido al alcalde municipal de Salamina, Luis Ramón Orozco Orozco, Cormagdalena solicitó adelantar las gestiones prediales necesarias para poder acceder a los predios que se ubican en los sectores donde se encuentran proyectadas las ejecuciones de obra por parte de la Unidad Nacional de Gestión de Riesgos y Desastres.

El 23 de septiembre Invías Magdalena, envió un oficio a la Ungrd, en donde dio traslado al documento “Análisis de amenaza y vulnerabilidad de inundación en el sector comprendido entre los municipios de El Piñón y Salamina, departamento del Magdalena y recomendaciones generales de intervención para la mitigar el riesgo por inundación”, en el marco del contrato 1371 de 2021 de estudios y diseños de ingeniería detallada integral a fase 3 de la variante de la vía 2701 Plato – Salamina en el sector El Piñón – Salamina y de las obras de estabilización y protección de la margen derecha del río Magdalena en el sector aferente a la Isla Tamarindo celebrado con la Universidad del Magdalena.

LA UNIVERSIDAD Y LA FASE TRES 

En su informe la Universidad del Magdalena señaló que, en la actualidad, la zona que presenta procesos erosivos activos, es el sector localizado entre el punto de arribo del ferry y 300 metros aguas abajo. En este sector, el proceso erosivo generó el colapso aproximadamente 120 m del dique marginal que protegía al sector frente al riesgo de inundación. En la actualidad el nivel del río se encuentra a 30 cm de la cota de desbordamiento en este lugar, situación que genera gran preocupación, toda vez que el agua puede canalizarse por la franja existente entre el dique S1 1 S2 1 S3 1.

En dicho documento hicieron unas series de recomendaciones en la parte del dique marginal de protección, que ha dejado abierta la posibilidad que las aguas al superar la cota de desbordamiento, se canalice entre dicho dique y la vía, inundando el Casco Urbano de Salamina.

Esta situación de riesgo, debe ser atendida de manera inmediata por las entidades competente con la construcción de dique perpendicular a la vía, en la actualidad, solo faltan 30 cm para que las aguas del Río Magdalena alcancen la cota de desbordamiento en el sector del Ferry, situación que desencadenaría un proceso de inundación en algunos sectores del casco urbano del Municipio de Salamina.

Mientras las autoridades administrativas de Salamina y el Invías confirmaron que ya se puso en funcionamiento el ferry para comunicar al Magdalena con el Atlántico, el gerente del Plan Maestro de atención a la erosión, Freddy Melo, jefe de Gestión y Enlace de Cormagdalena, indicó que los estudios de fase III para la solución a la emergencia estarán listos en diciembre.

Manifestó Freddy Melo, que los estudios que fueron contratados a través de un convenio con la Universidad del Magdalena y que tienen interventoría de la Universidad de Cartagena, avanzan de manera acelerada y se espera que estén listos en el mes de diciembre del presente año.

PMU DE LA GOBERNACIÓN 

Ante la nueva emergencia registrada sobre la vía de La Prosperidad, en jurisdicción del municipio de Salamina debido al fenómeno natural de la erosión del río Magdalena, la gobernación que lidera Carlos Eduardo Caicedo se trasladó hasta el sitio con el propósito de evaluar la situación actual y seguir con los trabajos que se vienen realizando con la maquinaria amarilla para mitigar la problemática.

Jaime Avendaño, jefe de la Oficina de Gestión del Riesgo y Desastre Departamental, se apersonó de la problemática y bajo las directrices del gobernador Caicedo, se encuentra en campo desde el día de la emergencia, trabajando con la comunidad.

“Por lineamientos del señor Gobernador el Dr. Carlos Caicedo, nos encontramos en Salamina evaluando la situación que se presenta por el avance del fenómeno erosivo en el sector de la antigua vía nacional. El propósito de esto es seguir apoyando con maquinaria, sacos y técnicamente las acciones que se requieran realizar justamente en los puntos focalizados en donde se registra las erosiones”, expresó Jaime Avendaño.

Notas Relacionadas