DIARIO DEL MAGDALENA
Periódico de Santa Marta

Deuda más alta de Asia inspiró creación de la serie ‘El juego del calamar’

119

‘El juego del calamar’ o ‘Squid Game’ se convirtió esta semana en la serie más vista en la historia de Netflix con más de 100 millones de reproducciones en la plataforma.

Uno de los factores del éxito de la ultrapopular serie es su mensaje crítico sobre la desigualdad social y la crisis de deuda que afronta el país donde toma lugar, Corea del Sur. Allí, una gran proporción de la población se endeuda más de lo que gana.

Según datos de Sarah Son, profesora de Estudios Coreanos en la Universidad de Sheffield, para el portal The Conversation, “los surcoreanos enfrentan un aumento de la deuda en relación con los ingresos, y una subida reciente de las tasas de interés. Esto ha dejado en una situación aún más precaria a quienes carecen de recursos para hacer frente a eventos imprevistos, como un despido repentino o una enfermedad familiar”.

Agrega que 20% de los que más ganan en el país tiene un patrimonio neto 166 veces mayor que el del 20% con menores ingresos. Se trata de una disparidad que se ha incrementado 50% desde 2017.

De acuerdo con Son, las familias en Corea del Sur se están endeudando para pagar los costos de vivienda y educación. Sobre este aspecto, concuerda Ko Haeyoung, encargada del Área de Asuntos Económicos y Comerciales de la Embajada de la República de Corea en Colombia.

“Los coreanos tienden a endeudarse mucho, creo yo. Generalmente, se endeudan para la universidad o para comprar la vivienda. Casi todo el mundo necesita el endeudamiento con el banco por eso. También, por su costo de vida se endeudan bastante. El riesgo de deuda también depende de la economía de cada persona. Ellos pueden endeudarse en el banco dependiendo de la cantidad de dinero que tengan”, afirmó Ko.

Debido a esto, los jóvenes son los que tienden a endeudarse más, tanto así, que el Gobierno tuvo que aumentar las restricciones a los préstamos en agosto.

De acuerdo con Son, los millennials y las población de alrededor de 30 años son los que más deben en relación con sus ingresos. Sin embargo, las medidas gubernamentales han tenido el efecto contrario desde que se implementaron.

Varios se apuraron a pedir créditos antes de que las restricciones estuvieran en firme, y otros adquirieron financiamiento alternativo que incluía opciones de tarjetas de crédito con tasas más altas.

De acuerdo con datos del Banco de Corea, los préstamos bancarios a hogares para hipotecas, acciones y gastos de manutención aumentaron US$1,54 billones en el segundo trimestre de este año, aproximadamente el equivalente al PIB del país y el mayor aumento anual desde que comenzó el banco central a publicar los datos en 2003.

Incluso después de que el Gobierno impuso nuevos techos a los préstamos bancarios en julio, los créditos a los hogares crecieron más de US$8.200 millones ese mes, 54% más que el aumento de US$5.300 millones de junio.

Los préstamos bancarios al sector doméstico siguieron aumentando en septiembre, pero a menor ritmo, y crecieron casi US$5.500 millones, mientras que los préstamos al sector empresarial subieron menos que en agosto, pero mantuvieron un fuerte crecimiento de unos US$6.500 millones.

A esto se suma el creciente desempleo juvenil, el alza de los precios de la vivienda y la pandemia mundial, que han revertido la modesta reducción de la desigualdad en años anteriores.

Aunque el país se encuentra entre las 15 economías más grandes del mundo y casi la mitad de la población tiene educación superior, el banco central coreano reveló un informe en 2019, antes de la pandemia, en el que se evidencia que más del 30% de los surcoreanos tiene un empleo para el cual está sobrecualificado, lo que genera una mayor frustración y percepción de desigualdad.

Sin embargo, reciente cifras del banco central muestran que las condiciones de empleo vienen mejorando con el crecimiento sostenido del número de personas ocupadas. Desde marzo se ha incrementado en 542.000. Ante esto, el banco central subió en agosto sus tasas de interés por primera vez en tres años. Y en septiembre las dejó inalteradas en 0,75%.

La serie, con una puesta en escena espectacular donde se ponen en marcha una serie de juegos infantiles y fatales detrás de un millonario premio, reflexiona sobre esta crisis, retratando personajes de diversos orígenes dispuestos a darlo todo por cubrir sus deudas. Incluso competir como caballos de apuestas.

/Colprensa

Notas Relacionadas