DIARIO DEL MAGDALENA
Periódico de Santa Marta

Alex Saab reseñado en prisión de los EE.UU. 

308

En las últimas horas se reveló la foto de la ficha policial del empresario colombiano Alex Saab, quien fue extraditado a Estados Unidos este sábado, 16 de octubre, desde Cabo Verde.

En la imagen, publicada en la página web arrests.org , se ve a Saab con varios cambios en su físico, sobre todo en su pelo, desde su captura en junio de 2020.

Saab tendrá que comparecer este lunes a su primera audiencia ante la justicia estadounidense por ser presunto testaferro del presidente de Venezuela, Nicolás Maduro.

El empresario está acusado de siete cargos de lavado de dinero y uno más de conspiración para cometer ese delito y, además, está sujeto desde mayo de 2019 a sanciones de la Oficina de Control de Activos Extranjeros (OFAC) del Departamento del Tesoro de EE. UU.

Los fiscales consideran que lavó más de 350 millones de dólares para pagar corruptelas del presidente venezolano a través del sistema financiero estadounidense.

No ha trascendido hasta ahora información oficial alguna de dónde está detenido Saab, aunque por anteriores casos de extraditados destacados, como el expresidente panameño Ricardo Martinelli, es probable que esté en el centro de detención anexo a los tribunales federales del centro de Miami.

El gran interrogante de esta fase del proceso judicial es si Saab, nacido en Colombia hace 49 años, colaborará con la Fiscalía a cambio de una reducción de condena o se someterá a juicio.

HABLA LA DEFENSA 

La defensa del empresario colombiano Álex Saab, presunto testaferro del presidente venezolano, Nicolás Maduro, que fue extraditado por Cabo Verde a Estados Unidos esta sábado, consideró este domingo “ilegal” la decisión del país africano, que no fue notificada a los letrados antes de ser ejecutada.

“Esta acción se realizó sin que se hubiera dado una notificación previa a ningún miembro del equipo de defensa, que tampoco contaba con la documentación o resolución relevante al respecto”, denunció la defensa de Saab en un comunicado difundido ayer domingo.

Según revelaron fuentes del Gobierno caboverdiano a Efe, la extradición del empresario colombiano se hizo ayer efectiva tras más de un año de periplo judicial cuando Saab abandonó Cabo Verde en un avión rumbo a Estados Unidos, que lo reclamaba por supuesto blanqueo de dinero.

El Tribunal Constitucional del país consideró constitucional la extradición el pasado 7 de septiembre -dando la razón a dos instancias inferiores, el Tribunal de Apelaciones de Barlavento y el Tribunal Supremo, además de al propio Gobierno caboverdiano- una decisión contra la que la defensa presentó una solicitud de nulidad que el tribunal rechazó el día 13 de octubre, aseguran los letrados.

Al día siguiente, el jueves 14 de octubre, el Tribunal Constitucional envió a la Fiscalía General la orden judicial definitiva para que la extradición se hiciera efectiva.

Pero la defensa de Saab alega que, según la ley caboverdiana, esta decisión el Tribunal no se convertía en inapelable hasta “cinco días laborales después tras la fecha de su dictado”, un periodo durante el cual podría estar sujeta a recursos.

Los letrados del empresario también presentaron el pasado 12 de octubre una solicitud ante el Tribunal de Apelaciones de Barlavento, en la isla septentrional de San Vicente, para que revisara y archivara la causa de su extradición.

Los letrados alegaban una violación del principio “ne bis in idem”, que estipula que nadie puede ser juzgado más de una vez por el mismo delito, después de que la Fiscalía de Ginebra concluyera tras una investigación de tres años que no existían pruebas para apoyar las acusaciones de blanqueo de dinero contra Saab.

En el comunicado difundido este domingo, la defensa alega que el Tribunal de Apelaciones de Barlavento no había dictado aún sentencia para esta petición.

“La entrega de Alex Saab a EEUU en fecha anterior a la decisión final e inapelable de concesión de la extradición, sin que el caso haya sido trasladado a un tribunal de primera instancia para la decisión de los asuntos pendientes (…) constituye una flagrante ilegalidad y desacato a las normas del derecho internacional”, reza el comunicado de los letrados.

Saab fue detenido el 12 de junio de 2020 cuando su avión hizo escala para repostar en el Aeropuerto Internacional Amilcar Cabral de la isla de Sal.

El arresto respondía a una petición de EE. UU. cursada a través de Interpol, pero la defensa alega que esa alerta se emitió después de la detención y por ello interpuso un recurso contra la supuesta inconstitucionalidad del arresto.

Sin embargo, este y todos los otros intentos legales de los letrados de Saab para detener su entrega han resultado fallidos ante la Justicia caboverdiana.

Tras su detención, Venezuela aseguró que el empresario es un ciudadano venezolano y un “agente” del Gobierno que se hallaba “en tránsito” en Cabo Verde, por lo que sus abogados sostienen que “tenía derecho a la inviolabilidad personal como enviado especial de Venezuela”.

El nombre del empresario, de 49 años, apareció en los medios cuando la ex fiscal venezolana Luisa Ortega Díaz le acusó en 2017 de ser uno de los testaferros del presidente venezolano.

Saab, nacido en la ciudad colombiana de Barranquilla y de origen libanés, está relacionado con varias empresas, entre ellas Group Grand Limited (GGL), acusada de suministrar alimentos y víveres con sobreprecios a la Administración de Nicolás Maduro./AFP 

Notas Relacionadas