DIARIO DEL MAGDALENA
Periódico de Santa Marta

Los seis pecados del alcalde Daniel Quintero con EPM

61

El presidente Iván Duque le dijo al alcalde que no se podía seguir improvisando. Que no se podía seguir generando incertidumbre. Y es que no ha cumplido dos años y ha dado pasos en falso que no solo han puesto en entredicho a Hidroituango si no que está socavando a EPM, que ha sido una de las empresas más importantes del país.

La demanda: un tiro en el pie de epm

El alcalde Daniel Quintero puso a EPM a demandar al consorcio constructor de Hidroituango por 9,9 billones de pesos por supuestos perjuicios. Esto solo le ha traído problemas a EPM: tras el anuncio de la demanda, la Junta Directiva renunció porque no le consultaron una decisión tan importante, lo cual violó el Gobierno Corporativo.

Con la violación del Gobierno Corporativo, todos los acreedores se le vinieron encima a EPM, entre ellos el BID, que anunció un prepago de una deuda de 760 millones de dólares. Y si no es porque el Gobierno Nacional, y el presidente Iván Duque en particular, intercedió ante el BID, el cobro se hubiera hecho efectivo.

intervención de Quintero afecta calificación

La demanda y la renuncia de la Junta Directiva dejaron al descubierto la intervención del alcalde Daniel Quintero en las decisiones de EPM. Para algunos puede parecer normal que el mandatario intervenga teniendo en cuenta que la Alcaldía es la dueña. Sin embargo, el concepto de Gobierno Corporativo se ha convertido en una especie de mantra en el mundo de los negocios a la hora de hablar de empresas bien administradas. Y una mala práctica es que los políticos o alcaldes de turno tomen decisiones en las empresas. Conclusión: la firma de riesgos Fitch Ratings le bajó la calificación a EPM, lo que puede desmejorar las condiciones de créditos futuros.

Fitch dijo que la rebaja se dio porque “se incrementó la intervención del dueño de EPM, la ciudad de Medellín, en el manejo de la compañía, lo que representa un deterioro de los controles del gobierno corporativo en la empresa”. La firma Moody’s no le bajó la calificación pero le dio su jalón de orejas.

inestabilidad y escándalos de gerentes

En campaña, Daniel Quintero dijo que su gerente de EPM iba a durar cuatro años o más. Pero la cuenta le salió contraria, en menos de un año y medio ya han pasado cuatro gerentes, y pueden ser más porque al actual, Jorge Carrillo, un Tribunal le anuló su nombramiento. Aunque por ahora el fallo está apelado y Carrillo se mantiene en el cargo.

El primer gerente fue Álvaro Guillermo Rendón, declarado insubsistente a comienzos de febrero de este año y quien puso denuncia penal contra el alcalde; Mónica Ruiz Arbeláez, quien fue designada como gerente encargada; Alejandro Calderón Chatet, quien duró poco menos de dos semanas en el puesto y terminó renunciando por los escándalos ligados a sus títulos, que no eran claros, su aparición en los ‘Panamá Papers’ y muy poca experiencia gerencial para un cargo de esta magnitud.

Mensajes contradictorios a la aseguradora
Una vez ocurrió la contingencia de 2018 se activó el pago de las pólizas, porque la obra de Hidroituango tenía un seguro contra todo riesgo. El pago es el más grande para una obra de infraestructura en la historia. El equipo de seguros de EPM, en ese momento, hizo un trabajo juicioso y logró que las aseguradoras se comprometieran con el pago. Las aseguradoras que están detrás de Mapfre son de las empresas más grandes del mundo y por eso revisan en detalle todo lo ocurrido. Concluyeron que era un accidente y hasta ahora han pagado 350 millones de dólares. Pero EPM tiene la expectativa de que paguen entre 1.000 y 1.200 millones de dólares. Es decir, curiosamente, un monto muy similar a los 4,3 billones de pesos que la Contraloría dice que deben pagar los 26 condenados en el fallo por detrimento patrimonial.

Pero a todo este pago que iba bien, de repente le entró ruido por la demanda de EPM contra el consorcio constructor. Y aún más, con las acusaciones de corrupción que ha hecho el alcalde Quintero. Las aseguradoras están pagando porque fue accidente, pero si el mismo “dueño EPM” demanda porque ‘hay corrupción’, entonces las aseguradoras podrían frenar los pagos de pólizas e incluso pedir que les devuelvan los 350 millones de dólares ya abonados.

El nombramiento de jorge Carrillo

El alcalde Daniel Quintero decidió nombrar a Jorge Carrillo hace apenas seis meses como gerente de EPM a pesar de las advertencias públicas que le hicieron porque Carrillo estaba inhabilitado por ser miembro de la Junta Directiva en ese momento. Ahora Carrillo tiene un pie afuera por cuenta de un fallo que, según expertos, puede ratificarse fácilmente en segunda instancia. Quintero ya había sacado a Álvaro Guillermo Rendón, porque según dijo este último, el alcalde quería alguien que le “copiara”.

Vice jurídico con poca experiencia

Se trata de Jhonatan Villada, quien además ayudó a “perfeccionar” el nombramiento de Carrillo en EPM, pues en ese momento era el secretario general de la Alcaldía. Villada saltó hace dos meses a la Vicepresidencia Jurídica de EPM. Su nombramiento fue cuestionado porque no cumplía con los 12 años de experiencia como abogado exigidos para el cargo, incluso le tocó agregar que había sido miembro del consejo de administración de un edificio para completar su experiencia —experiencia que, EPM no tuvo en cuenta—. También muy cuestionado porque fue presidente de la Junta Directiva del Hospital General, como delegado del alcalde Quintero, justo cuando se dieron sonados escándalos al adjudicar dos contratos: el de alimentación por 14 mil millones de pesos y el de aseo por 8 mil millones de pesos

/Colprensa

Notas Relacionadas