DIARIO DEL MAGDALENA
Periódico de Santa Marta

Hospital ´Julio Méndez cierra 18 camas UCI

684

¿De qué ha servido la intervención de la Superintendencia de Salud al centro asistencial?, es la pregunta que se hacen los samarios

Justo cuando la ciudad viene presentando un incremento de casos positivos de Covid-19, el Hospital Universitario Julio Méndez Barreneche cerró el servicio de 18 camas de Unidades de Cuidados Intensivos para la atención de pacientes con Covid-19.

Según lo informado por la Secretaría de Salud Distrital, el cierre de las 18 camas UCI por parte del Hospital ‘Julio Méndez’ se da justo cuando la ciudad viene presentando un incremento de casos positivos de Covid-19, lo que preocupa a la autoridad sanitaria en el Distrito. Con este cierre, Santa Marta pasa de 244 camas UCI a 226.

Vale decir que, las 18 Unidades de Cuidados Intensivos fueron habilitadas en su momento en el Hospital, con equipos de la Alcaldía Distrital, donados por el Ministerio de Salud; sin embargo, la administración del ‘Julio Méndez’ no ha reportado la destinación que han tenido los equipos tras el cierre de estas unidades.

La situación ya fue puesta en conocimiento del Ministerio de Salud y Protección Social. Cabe indicar que en las últimas semanas se ha notado un incremento no sólo de casos positivos de Covid-19, sino también de hospitalización.

LAS RAZONES

Tras este pronunciamiento de la Secretaría de Salud Distrital, Luis Óscar Galves Mateus, agente especial interventor, afirmó que el cierre de las 18 camas UCI es temporal y obedece a una política de oferta y demanda.

Vale recordar que, estas camas fueron un soporte fundamental al funcionamiento del hospital, a su rotación y pronta atención para todos los pacientes que necesitaron una cama crítica, los cuales en esta tercera ola predominaron pacientes entre 20 y 40.

El agente interventor, explicó: “tenemos 84 camas y menos del 36 por ciento está ocupada. El tener 18 camas UCI sin uso, genera un costo muy elevado, en mantenimiento y talento humano. Uno tiene que jugar con el presupuesto, con las necesidades, la demanda y mirar la oferta. No puedo ofertar 84 camas UCI y tener 50 vacías”.

En este sentido, según lo expuesto por Galves, el hospital está en capacidad de poner en funcionamiento en un intervalo de tiempo de dos días en dado caso que se lleguen a necesitar, por lo que reafirma que el cierre es temporal.

“Tenemos que cuidar el presupuesto. Pagar especialistas y enfermeras sin un solo paciente, eso no debe ser. En estos momentos tengo en la sede dos, 26 camas de UCI con solo el 30 por ciento de ocupación, eso quiere decir alrededor de 14 camas vacías”, puntualizó.

Notas Relacionadas