DIARIO DEL MAGDALENA
Periódico de Santa Marta

Fallan tutela contra MinEducación y Ocad Caribe por no aprobar recursos para el PAE

138

El Juzgado Promiscuo Municipal de Chibolo falló a favor de varias madres líderes y cabezas de familia, que presentaron una tutela contra el Ministerio de Educación, el Departamento Nacional de Planeación –DNP-, la Gobernación de Bolívar y el Órgano Colegiado de Administración y Decisión -Ocad- Caribe, por la no aprobación de recursos a la Gobernación del Magdalena, para la ejecución del Programa de Alimentación  Escolar –PAE- en el Departamento.

Esta acción jurídica fue presentada debido a que no se está haciendo entrega de los alimentos a los estudiantes de las Instituciones Educativas Departamentales de Chibolo, quienes ven afectados sus derechos. Igualmente, la falta de suministro de alimentos se debe a que el proyecto presentado por el Departamento para garantizar la alimentación escolar ante el Ministerio de Educación Nacional, Departamento Nacional de Planeación y el Ocad Caribe, no ha sido tramitado pese a que la Gobernación ha adelantado la gestión correspondiente para la contratación del proyecto denominado “Implementación del Programa de Alimentación Escolar”, como fue su cargue o radicación ante el Banco de Programas y Proyectos del Sistema General de Regalías SUIFP-SGR, acto que se concretó el 9 de mayo de 2021.

Para ello, resulta necesario que la Gobernación de Bolívar, en su calidad de presidenta del Ocad, convoque a reunión a la mesa técnica y presente la solicitud del Departamento del Magdalena para efectos de debate y aprobación. Aspecto que, a la fecha, no se ha concretado a pesar de que hace más de tres meses se encuentra pendiente esta solicitud.

Una vez conocida esta situación, la administración de justicia procedió a conceder la acción de tutela, además, ordenó al Ocad y al DNP la aprobación del PAE y de no ser así, se reevalúen cada uno de los aspectos administrativos o técnicos pertinentes para ello, teniendo presente la superioridad de los derechos de los menores y su directa relación como herramienta de acceso al sistema educativo en condiciones dignas y, por ende, como una barrera contra la deserción escolar.

Asimismo, le ordenó al Órgano Colegiado garantizar el derecho fundamental a la educación, seguridad alimentaria, vida digna y prevalencia de niños, niñas y adolescentes, en lo concerniente a la tramitología para el debate y aprobación del PAE.

PANORAMA NACIONAL 

El Programa de Alimentación Escolar ha sido una estrategia fundamental en el proyecto de educación pública de las distintas instituciones a nivel nacional. Sin embargo, durante la pandemia, la capacidad de cobertura dsiminuyó.

Desde que se declaró la emergencia sanitaria en el país por Covid-19 en marzo de 2020, todos los colegios tuvieron que cerrar y diseñar estrategias para seguir garantizando alimentación a los estudiantes matriculados. De acuerdo con el informe del Centro Nacional de Consultoría y Departamento Nacional de Planeación sobre el análisis de los resultados del PAE en 2019, se demostró que durante ese año el PAE benefició a 5.562.837 estudiantes y redujo el ausentismo un 16%, la deserción en un 12% y la repitencia en un 14%.

Los datos están contenidos en la encuesta de Calidad de Vida (ECV) del DANE, en la cual se analizaron las respuestas a la pregunta: “¿Recibe en el plantel educativo alimentos (desayunos, medias nueves, almuerzos, etc.) en forma gratuita o por un pago simbólico?”.

Con la pandemia, las entidades territoriales encargadas de suministrar la alimentación entregaban porciones de comida en puntos estratégicos a puerta cerrada o puerta a puerta. A pesar de que esa estrategia permitía que los estudiantes siguieran alimentándose, el alcance era menor del que se tuvo en 2019 gracias a que algunos niños y jóvenes viven en zonas muy alejadas.

Precisamente para recoger datos y cifras de los resultados obtenidos en pandemia, el DANE aplicó la misma encuesta del 2019 pero consultó además si el estudiante seguía recibiendo en casa los alimentos del PAE.

Aunque los datos del DANE eran específicos, se corroboraron las cifras con información de la Unidad Especial de Alimentación Escolar y el Ministerio de educación Nacional con referencias del Sistema de Matriculas Estudiantil, SIMAT. Allí se verificó que cerca de 476.000 estudiantes de distintos niveles educativos se vieron afectados y dejaron de recibir el beneficio del PAE durante la pandemia.

En comparación, durante el 2019 la cobertura que tenía el PAE con niños en nivel preescolar alcanzaba el 78% pero en 2020 dismininutó a 67%; lo que según el informe estadístico LEE del Laboratorio de Economía de la Educación representa que “72 mil estudiantes de preescolar dejaron de recibir alimentación escolar durante el año 2020”.

De acuerdo con los datos, niños de primaria también se vieron afectados ya que en 2019 el 75% de los matriculados recibían beneficio del PAE pero en 2020 solo el 67% continuó recibiendo alimentación escolar.

El panorama empeora en consideración de la región en la que se encuentren. Por ejemplo, las Secretarias de Educación en Valledupar, Bello, Apartado, Soledad y Soacha, tienen menos cobertura a diferencia de Boyacá, Ciénaga, Chía, Tuluá, Lorica, Jamundí, Sogamoso y Santander. En las primeras, 1 de cada 3 estudiantes (33%), reciben alimentos del PAE, pero las segundas sí tienen una cobertura amplia que alcanza o supera el 95%.

Cabe destacar que los territorios que alcanzan o superan el 95% de cobertura, son solo 11 de 95 zonas o Entidades Territoriales Certificadas.

Notas Relacionadas