DIARIO DEL MAGDALENA
Periódico de Santa Marta

Defensoría del Pueblo es garante de buscar la celeridad a las obras

114

Los habitantes de Salamina, adelantaron una reunión con las empresas que manejan los ferry en esa población; representantes de la Defensoría del Pueblo y otras entidades, para llegar a acuerdos referentes a la emergencia que se está viviendo en ese municipio del Magdalena.

Se acordó con las empresas que adelantan el transporte a través del ferry, mayor cuidado a la hora de la entrada y salida de ese transporte fluvial.

En el Concejo municipal de Salamina, los actores involucrados en la solución al tema de la erosión, las empresas que comunican a través del ferry al Atlántico con el Magdalena; y la comunidad, se reunieron en una mesa de trabajo con la Defensoría del Pueblo, quien hará el acompañamiento a las acciones de solución que se adelantan para evitar el desbordamiento y agudización del proceso erosivo del río Magdalena.

En la reunión el Ministerio Público se hizo con la responsabilidad de ser garante que varios compromisos entre ellos, tratar que las obras de mitigación de la erosión, como la protección de la orilla que debe adelantar Gestión del Riesgo, se hagan en el menor tiempo posible.

Además, que las empresas que manejan el ferry se comprometan a tener cuidado en el momento de la salida y llegada de las embarcaciones, para no generar más daño a la orilla.

En la reunión asistieron la Defensoría del Pueblo, la Alcaldía de Salamina, las entidades encargadas de la atención a la emergencia, líderes de la comunidad y otros actores, para concertar una solución a lo que los vecinos señalan como “una sentencia de muerte al pueblo”.

Edilberto Bolaño, uno de los líderes que hizo parte de varias manifestaciones que se adelantaron en esa población, indicó que, “lo que pedimos es la celeridad en las obras ante la emergencia que estamos viviendo, además, se indicó que no se dará el traslado del ferry que era lo que solicitábamos también, pero las empresas indicaron que se tendrá en cuenta tener un poco más de cuidado a la hora de hacer el despacho en llegada y salida, porque si continua la erosión, nos van a seguir dañando las obras que desde la comunidad hemos venido construyendo de manera artesanal”.

Cansados de no encontrar solución y de estar más cerca de desaparecer, en días pasados, los habitantes de Salamina adelantaron una manifestación, en contra de las demoras para ejecutar las obras de control de la erosión del río Magdalena.

Aseguran que ni la Unidad de Gestión del Riesgo, Cormagdalena, ni otra entidad del gobierno nacional han puesto el acelerador en una situación que amenaza con sepultar varias poblaciones del Magdalena.

Notas Relacionadas