DIARIO DEL MAGDALENA
Periódico de Santa Marta

Muros y rejas se caen a pedazos

Los residentes del Centro Histórico hacen un llamado a las autoridades para que realicen una intervención pronta y se pueda evitar alguna tragedia.

POR 
EDGAR 
TATIS GUERRA 

La emblemática edificación en donde por muchos años funcionó el Hospital ‘San Juan de Dios’ amerita una pronta intervención de reforzamiento a los muros exteriores ya que están a punto de colapsar.

Algunos transeúntes samarios y visitantes que pasan por ese sitio ubicado sobre la Avenida del Fundador o carrera primera con calle 22 o Avenida Santa Rita se han sorprendido por el deterioro que muestra la parte externa del edificio ya que las rejas también están en riesgo de venirse al piso.

Según Orlando Torres, quien reside en el Centro Histórico, sería importante que las autoridades competentes le pongan atención a la problemática y se pueda evitar alguna desgracia antes que se caigan los muros que soportan el encerramiento en hierro.

“Este fin de semana participé en una actividad organizada por la Corporación Centro Histórico que se realizó precisamente en las instalaciones del antiguo San Juan de Dios y al término de esta caminé por la calle 22 cuando me percaté del riesgo inminente que se advierte con unas ramas de árboles que descansan sobre las rejas que protegen a la edificación, pero los muros también están agrietados y a punto de colapsar”, relató don Orlando Torres.

Fue categórico al afirmar que es muy grave lo que se registra en esa edificación histórica en donde actualmente funcionan algunas dependencias de la Gobernación del Magdalena que brindan atención al público. “Ya estuvimos dialogando con el párroco de la iglesia San Juan de Dios y con la doctora Diana Giraldo, presidente de la corporación Centro Histórico, a ver de qué manera podríamos hacer alguna gestión al respecto”, indicó.

Vale mencionar que desde hace varios años se han escuchado propuestas sobre el antiguo ‘San Juan de Dios’, se ha mencionado por ejemplo que esa edificación sería adecuada para el funcionamiento de un hotel cinco estrellas a cargo de una cadena internacional, también que se potenciaría el Museo Etnográfico de la Universidad del Magdalena y el Archivo Histórico. Pero a decir verdad aún se desconoce cuál será el destino final de este inmueble.

En la actualidad funciona allí la Oficina de Pasaportes en un área del primer piso que queda al fondo de los pasillos (lado derecho de la edificación), al igual que otras dependencias como la Oficina de Cultura del Magdalena en el segundo piso.

En la parte exterior desde hace algunos años se instaló un kiosco o Punto de Información Turística del Ministerio de Comercio, Industria y Turismo (MinCIT), Fontur, Gobernación del Magdalena y Universidad del Magdalena, el cual no está en funcionamiento y solo ha servido para recibir sol o lluvia a la intemperie.

Notas Relacionadas