DIARIO DEL MAGDALENA
Periódico de Santa Marta

Santiago Díez sueña con estudiar en Unimagdalena

56

Shirley Arévalo Ortiz, progenitora del Rey Vallenato en la categoría Infantil del Festival de la Leyenda Vallenata, es funcionaria del Grupo de Talento Humano de la Universidad del Magdalena. Orgullosa de la Institución y de los programas para promover a los artistas, aseguró que en unos años su hijo empezará a cursar allí su carrera universitaria.

El día que recibieron la noticia de que Santiago Díez Arévalo se coronó Rey Infantil de la edición 54 del Festival de la Leyenda Vallenata, sus padres Shirley Arévalo Ortiz y Ramiro Díez Oñoro celebraron con felicidad desbordada el triunfo del joven artista. No era para menos, se trataba de un sueño de muchos años que se cumplió en el encuentro cultural más representativo de este género en Colombia.

A sus tres años de vida Santiago descubrió su pasión por el vallenato en un concierto donde vio la guacharaca y el acordeón como sus instrumentos favoritos. Con el tiempo prefirió a este último por el reto que implicaba y su padre lo complació con ese gran regalo en una noche de Navidad.

“Yo lo veía con tanta pasión. De ahí para adelante Santiago ha venido con su acordeón, apoderado, disciplinado y muy juicioso en sus prácticas”, relató la madre del Rey Infantil.

Desde los ocho años toca como todo un profesional aquel compañero de viento del que extrae las más exquisitas melodías y así lo demostró en el Centro Recreacional La Pedregosa de Valledupar donde se realizaron todas las presentaciones de la Categoría Infantil del Festival Vallenato.

Montado en la tarima recibía la ovación del público. Personas conocidas y no aplaudían con admiración, mientras Santiago interpretaba, desde lo más profundo de su alma y con sus talentosas manos, sus canciones favoritas al ritmo de paseo, merengue, puya y son.

“¡Ese es el rey!”, gritaban emocionados al ver a un joven de tan solo 12 años con la destreza, seguridad, tranquilidad y confianza de un juglar. Y no se equivocaron, horas más tarde en el hotel, la familia de Santiago recibió el veredicto del jurado donde lo consagraban como el nuevo Rey Infantil, entre 32 niños que participaron.

“Es un logro muy grande, ya yo había ido en el año 2019, llegué a la semifinal, pero me preparé mejor y gané. Estoy súper contento, súper feliz por este triunfo. He hecho mucho esfuerzo para ganármelo y espero ser un gran acordeonero en futuros años”, manifestó Santiago Díez por el logro que obtuvo, luego de participar en 12 festivales y ocupar el primer puesto en Plato, Fundación, Santa Marta, Bogotá y Barranquilla.

“Mis inicios fueron con ‘Luifer’ Fandiño, luego pasé con Carmelo Hernández, me explico cómo tocar mejor aún. Después fueron detalles y profesores como Luis Guillermo, Norma y Maribel Cortina. Toda esta preparación dio sus frutos”. Con estas palabras, Santiago Díez Arévalo confirma que han sido muchos los maestros claves en su formación, entre ellos Carmelo Hernández Caro, instructor de acordeón de la Universidad del Magdalena.

“Carmelo Hernández es un profesor excelente, me ayudó mucho a mejorar mi nota y en los festivales que gané”, afirmó el nuevo Rey Infantil Vallenato sobre el acordeonero profesional de más de 28 años de experiencia que hoy lidera el grupo vallenato de esta Casa de Estudios Superiores.

Al ver a su pupilo como rey, Carmelo recuerda anecdóticamente el primer momento en que notó su talento. “Desde que lo vi por primera vez, cuando el papá me lo llevó a la casa, yo dije: «va a ser grande, va a ser un rey». Con esa actitud positiva, yo le enseñaba la forma de pararse, de tocar acordeón, el carisma, el canto y el dominio público”, expresó con orgullo.

 

Notas Relacionadas