DIARIO DEL MAGDALENA
Periódico de Santa Marta

Culto a la personalidad

26

El presidente Alberto Lleras, quien era un demócrata y estadista, en los primeros días de su gobierno (30 de agosto de 1958), expidió el decreto 1678 que dijo en sus artículos iniciales:

“A partir de la vigencia del presente decreto prohíbase colocar en las oficinas públicas retratos del presidente de la república o de otros funcionarios públicos, lo mismo que cualquier grabado o leyenda que directa o indirectamente pueda interpretarse como homenaje de los titulares o empleados de dichas oficinas al primer mandatario de la nación, o a dichos funcionarios. En las oficinas públicas solamente podrán colocarse efigies de próceres o, cuando así lo haya dispuesto la ley, la de personas ilustres desaparecidas.

“En lo sucesivo, el presidente de la república y los demás empleados al servicio de la nación, sea cual fuere el orden jerárquico que establecen la Constitución y leyes de la república, recibirán el tratamiento que corresponda a la denominación del cargo que desempeñen sin anteponer ningún adjetivo, a excepción de señor y usted, según el caso”.

 

Hoy no solo está la foto del mandatario en todos los despachos públicos, sino que recientemente se acaban de acuñar 1.409 monedas elaboradas en bronce y recubiertas en oro de 24 quilates con la firma del presidente. El costo total fue de $ 1.409 millones. Pero eso no es todo, hay que recordar que durante un año tuvo un programa de TV, en horario triple A, y como si fuera poco, a comienzos de este año su madre, Juliana Márquez Tono, fue madrina del bautizo de la fragata Almirante Tono obsequiada al Estado colombiano, no al gobierno, por Corea. Ella es descendiente del almirante Tono y esta es la tercera nave que lleva su nombre.

¿Y qué decir del frustrado libro sobre las primeras damas que pretendía producir el Archivo Nacional?

¡Qué culto a la personalidad! Ni que fuera un archi Duque.

*Abogado*Historiador*Periodista  

Notas Relacionadas