DIARIO DEL MAGDALENA
Periódico de Santa Marta

Seis muertes violentas dejó fiesta de Halloween

602

El fin de semana de Halloween se vio empeñado en cuatro municipios del Magdalena y en el Distrito de Santa Marta, capital del departamento. Seis personas murieron violentamente entre el viernes 29 y el domingo 31 de octubre; dos jóvenes y dos adultos resultaron gravemente heridos en accidentes de tránsito.

El primer caso se presentó en la noche del viernes cuando iniciaba el fin de semana. En la Troncal de Oriente, vía que comunica a Ciénaga con el municipio de Zona Bananera, en el sector conocido como ‘Manantial’, un conductor de un vehículo de carga identificado como Antonio Acuña Cabarcas, de 39 años de edad, perdió la vida.

La víctima que dejó este siniestro vial, se desplazaba al parecer en exceso de velocidad y no alcanzó a visualizar un furgón que se encontraba estacionado a un costado de la vía y chocó contra la parte trasera de este, sufriendo golpes que le produjeron la muerte en el lugar.

En horas de la tarde del sábado 30 de octubre, ocurrió un hecho de sangre en la trocha que conduce a la finca de razón social Las Palmas, sector conocido como Media Aguja, zona rural del municipio de Ciénaga. En este punto de la población fue hallado el cuerpo sin vida de Luis Eduardo Charris Parejo, popularmente conocido como ‘Topo’.

El cadáver presentaba heridas producidas con armas de fuego y según datos recopilados por la Policía, los residentes cercanos a donde fue hallado el ‘Topo’ observaron un vehículo que se alejaba del lugar, por lo cual adelantan las investigaciones para establecer si el joven fue llevado hasta el sitio bajo engaños para luego darle muerte.

Horas más tarde, entre los barrios Divino Niño y San Fernando del municipio de Fundación, un motociclista de nacionalidad venezolana, reportado como José Félix Lugo Guillermo, murió tras chocar de frente contra un vehículo tipo volqueta.

El informe de la Policía señala que Lugo Guillermo se desplazaba a gran velocidad por ese lugar e invadió el carril en el que transitaba el camión de carga generando la fuerte colisión. El impacto produjo que el hombre saliera expulsado de su automotor, sufriendo golpes y heridas que le causaron la muerte cuando era trasladado a un centro asistencial.

El 31 de octubre, cuando el día de Halloween o también conocido como días de disfraces, parecía iniciar en completa normalidad en esta jurisdicción del país, Alonso Campo Aguilar, residente en el municipio de El Banco, decidió ponerle fin a su vida propinándose un balazo en la cabeza.

Campo Aguilar fue hallado en grave estado por un familiar, quien lo condujo hasta un centro asistencial de esa población donde fue ingresado sin signos de vida. Todo parece indicar que problemas personales lo llevaron a tomar tan lamentable decisión.

A eso de las 3:50 de la tarde del mismo domingo, en el Distrito de Santa Marta, un individuo que respondía en vida como Reinaldo Daniel Eker Rodríguez, conocido popularmente como ‘Reinalito’, de 34 años de edad, fue ultimado a bala al interior de un establecimiento de razón social ‘Pata de Cumbia’, que está situado en el corregimiento de Bonda.

Hasta el sitio llegó un individuo, quien sin mediar palabras desenfundó un arma de fuego y le disparó en siete oportunidades, ocasionando heridas en diferentes partes de su cuerpo que le produjeron la muerte cuando era trasladado hasta el centro de salud de la citada población.

Sin embargo, el día de Halloween no culminó con este suceso. Minutos más tarde, en un centro recreacional del municipio de Fundación, un menor de 4 años de edad perdió la vida por inmersión.

Se trata de Carlos Andrés Gutiérrez Vega, quien dejó de existir mientras era atendido en un centro asistencial. Según se conoció, el niño departía en compañía de sus familiares en el centro recreacional Beraca, y por un presunto descuido de los padres, ingresó al estanque de los adultos yéndose al fondo del mismo.

HERIDOS EN ACCIDENTES 

El primer hecho ocurrido en vías del departamento, se registró en la noche del sábado en la Troncal del Caribe, vía que comunica a Santa Marta con el corregimiento de Bonda a la altura del barrio Once de Noviembre, luego que un conductor de una motocicleta en aparente estado de embriaguez perdiera el control y cayera abruptamente contra el asfalto.

El individuo que violaba la medida que prohibía la circulación de motos en el perímetro urbano de la ciudad, fue auxiliado y trasladado por paramédicos hasta la sala de urgencias de la clínica Bahía, en donde ingresó con un golpe de consideración en la parte frontal de su cabeza.

El mismo sábado 30 de octubre, pasada las 10:00 de la noche, también en la mencionada vía nacional, esta vez a la altura de la entrada principal al barrio El Parque, dos jóvenes que intentaban cruzar de un carril a otro para dirigirse hasta su lugar de residencia fueron atropellados por el conductor de una camioneta marca Hilux, color blanco, de placas FGK-043.

Las víctimas, identificadas como Luis Miguel Cañizares Peralta, un menor de 16 años de edad, y Jean Paul Quinceno Peralta, de 18, ambos residentes en Villa Betel y trabajadores en el Mercado Público, fueron llevadas hasta la sala de urgencias de la clínica Bahía, en donde se debaten entre la vida y la muerte.

Finalmente, en la noche del domingo 31 de octubre, también en la Troncal del Caribe, sector de Gaira, un adulto mayor reportado como Fabián Alberto Diazgranados, de 31 años de edad, fue atropellado por un vehículo marca Nissan, de color gris, momentos en que se disponía a cruzar la vía nacional.

El afectado fue auxiliado por paramédicos de la red de ambulancia de la costa y posteriormente trasladado hasta la clínica Bahía, en donde permanece recibiendo asistencia especializada.

Notas Relacionadas