DIARIO DEL MAGDALENA
Periódico de Santa Marta

El Covid ha matado a más de 5 millones de personas

26

La pandemia de covid-19 dejaba hasta el mediodía de ayer lunes, oficialmente, más de 5 millones de fallecidos en el mundo desde que la oficina de la Organización Mundial de la Salud (OMS) en China dio cuenta de la aparición de la enfermedad en diciembre de 2019.

Con corte a ayer a la 1p.m. desde el comienzo de la epidemia se han registrado a causa de la misma 5.014.720 decesos y más de 247 millones de contagios, con un índice de recuperación del 62%. (A la fecha superaron la enfermedad casi 153 millones de personas).

Las cifras se basan en los reportes comunicados diariamente por las autoridades sanitarias de cada país y excluyen las correcciones realizadas a posteriori por los diferentes organismos de estadística que concluyen que la cantidad de decesos es mucho más importante.

La OMS estima incluso que si se tiene en cuenta la sobremortalidad vinculada al covid-19, directa e indirecta, el balance de la pandemia podría ser dos a tres veces más elevado que el registrado oficialmente.

Una parte importante de los casos menos graves o asintomáticos sigue sin detectarse a pesar de la intensificación del testeo en numerosos países.

El domingo se registraron en el mundo 4.674 nuevas muertes y 314.844 contagios. Los países que más fallecidos registraron según los últimos balances oficiales son Rusia con 1.155, Rumania (427) y Ucrania (298).

La cantidad de muertos en Estados Unidos asciende a 745.836 con 45.971.267 contagios. Después de éste,  los países con más víctimas mortales son Brasil, con 607.824 muertos y 21.810.855 casos, India, con 458.437 muertos (34.285.814 casos), México, con 288.365 muertos (3.807.211 casos), y Rusia, con 239.693 muertos (8.554.192 casos).

Entre los países más golpeados, Perú registra la mayor tasa de mortalidad, con 607 decesos por cada 100.000 habitantes, seguido de Bosnia (350), Bulgaria (344), Macedonia del Norte (342), Montenegro (335), y Hungría (318).

Con corte a la hora mencionada, desde el comienzo de la epidemia, América Latina y el Caribe sumaba 1.520.992 fallecidos (45.928.156 contagios), Europa 1.400.516 (74.442.133), Asia 871.333 (55.869.168), Estados Unidos y Canadá 774.805 (47.685.679), África 218.214 (8.501.351), Medio Oriente 208.741 (13.942.513), y Oceanía 2.806 (258.425).

Pero más allá de estas cifras y gracias a que en tiempo récord se logró desarrollar varias vacunas para comenzar la inmunización global (a la fecha más de 2.882 millones han recibido al menos una dosis de alguno de los biológicos) el origen de este contagioso coronavirus y la forma cómo se transmitió al humano continúan en el misterio, al igual que cuando alcanzará el planeta la llamada “inmunidad de rebaño”.

Y si bien las cifras sobre mortalidad por covid-19 son altas, y pueden estar subestimadas, tal cual lo señalamos anteriormente, siguen siendo muy inferiores a las de otras pandemias como la llamada gripe “española” (1918-1919), que dejó entre 50 y 100 millones de fallecidos; o los 36 millones de muertos a causa del sida en los últimos 40 años.

Sin embargo, el coronavirus “provocó muchos muertos en poco tiempo”, asegura el virólogo francés Jean-Claude Manuguerra, mientras que otro experto, Arnaud Fontanet, sostiene que “si no se hubieran tomado medidas como la restricción de desplazamientos y la vacunación, habría sido mucho más dramático”.

En el caso del coronavirus, “por primera vez en la historia de las pandemias, ha habido un esfuerzo mundial para acelerar esta transición…Una aceleración favorecida por las vacunas que ha permitido que la población alcance la inmunidad de forma artificial, ante un virus que no conocíamos. En 18 meses hemos hecho lo que se tardaría de 3 a 5 años, con muchos más muertos”, sostuvo.

Y es enfático en señalar que, por eso, el futuro del virus depende del nivel de vacunación de los países y la eficacia de las vacunas. “Estamos a pocos meses de que haya un colchón donde apoyarse, pero es difícil saber si será lo suficientemente grueso. El virus va a seguir circulando. Lo que se busca ahora no es su eliminación, sino una protección contra las formas más graves”, arguyó./AFP

Notas Relacionadas