DIARIO DEL MAGDALENA
Periódico de Santa Marta

“Por buscar poder se empiezan a matar los unos a los otros”: desmovilizado del Clan del Golfo

116

Después de la captura alias ‘Otoniel’, la guerra por el poder interno de las subestructuras del ‘Clan del Golfo’ han venido debilitando ese grupo armado ilegal y se han registrado asesinatos entre algunos mandos por el manejo de las rutas de las narcotráfico.

Así lo confirmó un integrante desmovilizado de esta organización, que se sometió a la justicia el pasado 25 de octubre, dos días después, de que las fuerzas militares capturaran al máximo cabecilla del ‘Clan del Golfo’.

‘Josue’ (nombre cambiado por seguridad) quien llevaba algo más de dos años en el Clan del Golfo en la jurisdicción de Bojayá en el departamento del Chocó, tomó la decisión de retirarse voluntariamente de esta organización con un solo propósito; empezar de nuevo y tener una vida tranquila, sin enemigos y dejar la constante persecución atrás.

“Los operativos eran constantes, teníamos al Ejército encima. Existía mucho maltrato psicológico por parte de los comandantes e invito a mis compañeros que están por allá que tomen la decisión que no les de miedo”, aseguró.

Está persona señaló que en muchas ocasiones sintió temor de perder la vida, por la persecución de las fuerzas militares y también por confrontaciones entre los mismos miembros de la organización, porque cualquier error se podía pagar hasta con su propia vida.

“Cuando cae la cabeza principal automáticamente eso se va desgranando y por buscar poder se empiezan a matar los unos a los otros por el poder y entre los mismos compañeros pasaba eso”,  indicó ‘Josue’.

Por su parte, otra de las personas desmovilizadas, un joven tan solo 20 años y quien ingresó al Clan del Golfo hace cerca de 2 años aseguró que tomó esa decisión para darle más seguridad a su familia y poder compartir con su compañera sentimental.

“Yo quiero estudiar y tener un buen beneficio y más adelante estudiar temas relacionados con la medicina, eso me gusta”, indicó.

Según el relato de este joven, lo más difícil era salir de esta organización para poder ir a compartir con la familia. “Ellos no lo dejaban salir a uno para estar al lado de la familia”, concluyó.

Junto a estas personas, 14 integrantes más de esta organización empiezan el proceso de reintegrarse a la vida civil, donde sólo esperan tener una oportunidad de iniciar una nueva etapa.

Fuente: Sistema Integrado de Información

Notas Relacionadas