DIARIO DEL MAGDALENA
Periódico de Santa Marta

Taxista declaran ‘zona roja’ algunos barrios por atracos

Los choferes de este tipo de transporte público aseguran que los delincuentes se hacen pasar como usuarios y los llevan hasta ciertos sectores para luego robarlos, también indicaron que los interceptan en motos y los intimidan con armas de fuego.

La ‘ola’ de atracos no se detiene en la ciudad de Santa Marta pese a las estrategias que ha implementado la Policía Metropolitana para hacerle frente a este flagelo.

Los conductores del transporte público, principalmente del gremio de taxis, han sido víctimas de los malhechores que se ‘campean’ por las principales avenidas de la ciudad.

Por tal razón, los choferes de la llamada ‘Mancha Amarilla’ han declarado ‘zona roja’ ciertos barrios y urbanizaciones de la ciudad, esto con el fin de no ingresar después de las 7:00 de la noche debido al alto índice de inseguridad que se presenta.

Los conductores de taxis aseguran que la seguridad para ellos al pasar de los días está más crítica. “Después de 7:00 de la noche uno se siente nervioso trabajando, trato de buscar las avenidas principales para evitar ingresar a los barrios”, contó Luis Yepes.

En los barrios aledaños a la vía Alterna (Los Fundadores, Ondas del Caribe, Pantano, Bastidas), en los alrededores de la Universidad del Magdalena, Villa Paraco, Filadelfia, y en las urbanizaciones Ciudad del Sol y Terranova, son los sectores en donde se están presentando mayor número de hechos delictivos, según los choferes.

“Nosotros estamos siendo víctimas bajo dos modalidades, la primera es cuando el delincuente se hace pasar como pasajero y te lleva hasta equis sector y te intimida con un arma blanco o de fuego para que entregues todo, la otra es cuando te interceptan los dos individuos en una moto y el parrillero te exige todo”, recalcó Alfredo Manjarrez, conductor de taxi.

Al no arribar a los barrios antes citados, los usuarios se han visto perjudicados y otros han mostrado su molestia ante su decisión. “Hay usuarios que se molestan pero uno tiene que velar por su seguridad ya que la Policía muy poco lo hace”, puntualizan.

Debido a que las autoridades están siendo caso omiso a sus llamados para que se garantice su seguridad, los taxistas han tenido que optar por elegir a quien llevan dependiendo de su aspecto físico, destacando que no se trata de un acto discriminatorio, sino en pro de su propio bienestar.

Notas Relacionadas