DIARIO DEL MAGDALENA
Periódico de Santa Marta

Familiares piden justicia por muerte de motociclista

468

Familiares de Jhon Arrieta Bermúdez, fallecido el pasado 5 de noviembre tras ser arrollado por un bus interdepartamental sobre la Troncal del Caribe, vía que une a Ciénaga con Barranquilla, pidieron que la muerte de su ser querido no quede impune;  por el contrario haya justicia y celeridad a las autoridades en el proceso judicial.

Los parientes de Arrieta Bermúdez en medio de la tristeza y el dolor, informaron que la víctima había dejado minutos antes a su hija mayor en su lugar de estudio, y se regresaba a su vivienda situada en jurisdicción del corregimiento de Palermo, municipio de Sitionuevo, Magdalena, cuando se produjo el fatal accidente de tránsito por la imprudencia del conductor del bus de servicio público.

De igual modo, se conoció que el conductor del bus que transitaba en la vía Ciénaga – Barranquilla presuntamente se dio a la huida, sin embargo horas después se conoció que se entregó para responder por lo ocurrido. Por lo anterior, los familiares del motociclista muerto pidieron justicia a la Fiscalía y autoridades policiales a cargo del proceso.

Según lo informado por la Seccional de Tránsito y Transporte de la Policía Metropolitana de Santa Marta, el caso se habría registrado cuando la víctima, quien se movilizaba en la moto de placa YKV-76D, color azul, marca Bajaj, línea Bóxer con la que se hallaba parqueado a un lado de vía.

Allí el hombre dedicado a las labores de campo fue arrollado violentamente por el bus de servicio interdepartamental de pasajeros, de placas TRH-037, color azul, que viajaba por el carril contrario, cuando su conductor trataba de manera imprudente de sobrepasar a otro automotor.

El cuerpo fue arrastrado a varios metros de distancia en donde quedó en estado de inconsciencia, mientras que el presunto responsable huyó del lugar de los hechos alegando motivos de seguridad, luego que la comunidad intentara detenerlo para que respondiera.

Pese a que la víctima fue auxiliada y llevada a la clínica Campbell de Barranquilla, no aguantó el recorrido y llegó sin signos vitales.

El cuerpo fue llevado a la morgue de Medicina Legal de Barranquilla, donde le practicaron la necropsia de rigor y fue retirado la mañana de ayer por sus familiares que le darán cristiana sepultura.

Notas Relacionadas