Icbf extrema atención a niños venezolanos en Cúcuta

499

Con la creación de la defensoría de familia, para que vele por el respeto de los derechos de los niños venezolanos que ingresan a territorio nacional, el Instituto Colombiano de Bienestar Familiar (ICBF) dio un vuelco de 180 grados en la atención que en adelante se prestará a esta población.

La directora nacional de la entidad, Karen Abudinen Abuchaibe, quien arribó a Cúcuta desde el jueves para revisar de primera mano cómo se lleva a cabo la atención de los menores venezolanos, precisó que la misión de esta defensoría es revisar todos los casos en los que se estén vulnerando los derechos de los menores.

Al ser indagada sobre cómo se va a llevar a cabo este trabajo, como quiera que en cada esquina de Cúcuta se observan niños y jóvenes venezolanos en labores de ventas hasta altas horas de la noche, incluso con sus papás, la funcionaria reveló que la estrategia es atacar la parte afectiva, “ganarnos la confianza de los progenitores para de esta manera vincular a sus hijos a los programas de la entidad”.

La idea también es que los ciudadanos denuncien ante la defensoría aquellos casos que se conozcan de niños abusados, o explotados laboralmente o que estén siendo objeto de discriminación en materia de educación y salud, con el fin de intervenir de inmediato.

La funcionaria reveló que el ICBF atiende en el país 23.314 niños venezolanos, de los cuales, 2.423 en Cúcuta.

De igual forma, la directora del ICBF anunció el fortalecimiento de los equipos psicosociales en la Regional Norte de Santander para atender la crisis migratoria y realizar operativos permanentes para identificar vulneraciones.

Así mismo, el ICBF coordinará con Migración Colombia los temas de atención a la niñez en las fronteras. “Tenemos toda nuestra oferta a disposición del cuidado y protección de los niños”, recalcó Abudinen.

Para este año, el ICBF cuenta con una oferta institucional de 74.973 cupos para la atención de niños, adolescentes y familias en los departamentos de frontera. “Allí serán bienvenidos los menores de edad provenientes de otros países que requieran protección cuidado y amor por parte del estado colombiano”, expresó Abudinen.

 

YUKPA SE QUEDAN

En relación con la decisión de la comunidad venezolana yukpa de quedarse en los alrededores del puente Francisco de Paula Santander, Abudinen dijo que se emprendió un ejercicio de conteo de los niños para que vayan a la escuela y tengan toda la atención en salud que requieran.

Reveló que uno de los pequeños está siendo tratado en uno de los centros de la entidad, porque estaba enfermo de tuberculosis.

 

ALERTA PERMANENTE

La directora nacional del ICBF, Karen Abudinen Abuchaibe, anunció que a partir de ahora el personal de la entidad está en máxima alerta y a disposición para brindar su apoyo a los niños y jóvenes venezolanos que entren y salgan del país.

Dijo que en el Puesto de Mando Unificado se coordinan junto a Cancillería, Migración Colombia y autoridades municipales y del departamento todas las acciones que tengan que ver con esta población.

Aunque la actual situación migratoria es delicada y compleja, Abudinen admitió que pensó que podía estar peor.

No obstante, expresó que desde ayer se decidió reforzar todos los niveles de atención, en especial en sectores como el parque Santander, Las Mercedes, el Centro, El Escobal y La Parada, este último en Villa del Rosario.

Agregó que en la frontera hay que hacer un trabajo de concientización y de coordinación para alejar de todo riesgo a niños y jóvenes venezolanos. Colprensa.

 

También podría gustarte