DIARIO DEL MAGDALENA
Periódico de Santa Marta

Poste agrietado a punto de colapsar

54

Los comerciantes de la Calle 20 entre carreras 1 y 2 en pleno centro histórico de Santa Marta, elevaron un S.O.S. ante las autoridades del Distrito para que conmine a quien corresponda y se proceda a retirar un poste agrietado que está en riesgo de venirse al suelo. 

El poste en mención registra un considerable deterioro en su base mientras que en su parte superior presenta una enredadera de ramas secas con una inclinación hacia la calzada vehicular lo que representa un inminente riesgo a los vehículos que se movilizan hacia la Avenida del Fundador o fachada al mar en la Bahía.

Lo preocupante del asunto es el alto flujo de transeúntes (tanto de samarios como turistas) que diariamente recorren la calle 20 (San Antonio) para ingresar a una feria artesanal que funciona en predios del antiguo Hospital San Juan de Dios o para dirigirse hacia el emblemático Parque de Los Novios en la calle 19 (Tumbacuatro).

Según lo manifestado por vecinos del sector, es urgente que la Alcaldía Distrital conmine a la empresa de telefonía celular que instaló dicha estructura de concreto para que proceda a retirarla y se eviten daños a bienes privados toda vez que el deterioro de su base es enorme, mientras que la parte superior es una completa ‘araña de ramas secas’.

Vale mencionar que la Corporación Centro Histórico que preside Diana Giraldo también podría apoyar con una gestión sirviendo de puente entre los quejosos y la administración distrital en aras de seguir preservando la seguridad a los clientes de los establecimientos de alojamiento y comercio ubicados sobre la calle 20 entre carreras 1 y 2.

Por otra parte, es importante que se continúe con las actividades de mantenimiento a los adoquines ya que varios están destruidos y ameritan ser reemplazados. En la carrera 3 exactamente entre calles 18 y 19 hay áreas que no cuentan con adoquines sino zanjas en donde las personas desprevenidas pueden caerse.

Se trata de ‘trampas humanas’ que representan un peligro a la ciudadanía samaria pero también a los visitantes que recorren el centro histórico y en especial las calles peatonales que interconectan plazas y parques emblemáticos.

Notas Relacionadas