DIARIO DEL MAGDALENA
Periódico de Santa Marta

El futuro del Cúcuta Deportivo, entre esperanza y hermetismo

Silencio, especulaciones, hermetismo y sobre todo incertidumbre rodean el futuro del Cúcuta Deportivo.

Mientras la hinchada -esa misma que a lo largo de la historia ha sufrido diferentes embates- guarda la esperanza de ver al rojinegro en la cancha, las gestiones para un posible regreso parecen avivarse con mucha más fuerza de cara a la asamblea de la Dimayor, donde al parecer se definiría el futuro de la participación del equipo para la temporada 2022.

Esas gestiones han despertado todo tipo de reacciones. Por un lado, aún se espera que el Ministerio del Deporte renueve el reconocimiento deportivo del equipo, que desde el pasado julio le fue levantada la sanción que llevó a la suspensión del mismo.

El Mindeporte ha insistido que es necesario estar afiliado a la Dimayor y Federación Colombiana de Fútbol (FCF) para renovarlo, aunque estudia todas ordenes impartidas por la Superintendencia de Sociedades que secuestró y embargó todos lo bienes del equipo, entre ellos aquel de afiliación.

Por otra arista, se busca que la División Mayor, que decidió desafiliar al equipo el pasado 25 de noviembre de 2020, no obvie ni deje a un lado a una institución cuasi centenaria en la historia del fútbol nacional.

La ilusión creció cuando el respetado periodista Hernán Peláez dio a conocer, hace menos de un mes, que el rojinegro volvería en la próxima asamblea, según una información originada por el presidente de La Equidad, Carlos Zuluaga.

El gran interrogante que surgió y que se mantiene es, ante un eventual regreso, ¿cómo sería?

La pregunta nace ante las constantes negativas de la Dimayor al liquidador Arturo Acosta Villaveces, hoy mandamás del equipo en proceso de liquidación judicial.

Si no es con él, ¿con quién sería? La operación, por aprobación ante Dimayor y acceso a ese grupo privado, parecería tener de cerca a uno de los principales responsables de la crisis actual, José Augusto Cadena.

Esta idea tomó fuerza cuando el pasado viernes, Francisco Vélez, periodista de ESPN, señaló que existe la posibilidad de un trueque que implicaría la llegada del empresario Carlos Ferreira (presidente de Alianza Petrolera) a la ciudad y que Cadena llegaría a Barrancabermeja.

La situación, como tal, generó fastidio en la hinchada que no ve con buenos ojos la presencia de Cadena y además que el hecho implicaría una nueva figura deportiva, dejando a un lado el Cúcuta Deportivo, aquel equipo de pasiones y odios que ha cautivado a cientos de miles de personas en su larga historia.

A partir de allí, surgieron comentarios que indicarían que la fundación Amigos del Cúcuta Deportivo, presidida por Jorge Luis Pinto, estaría inmiscuida en dicho proceso.

Ayer, por medio de un comunicado firmado por el técnico que sacó campeón al equipo en 2006, aclararon que no se está trabajando para reemplazar al elenco histórico.

“Nuestro trabajo está enfocado en la reaparición en el balompié profesional del único y verdadero Cúcuta Deportivo que existe, el de los 97 años de historia, el campeón de Colombia en 2006 y el de la afición más noble del país”, señala la comunicación.

Mientras, en el panorama reina el hermetismo pues no hay declaraciones de Acosta Villaveces y mucho menos del Ministerio del Deporte.

Pero a pesar de todo ese silencio, se mantiene la pasión por el motilón, en parte, gracias a los jugadores que entrenan a nombre de la institución dirigidos por David Suárez y liderados por Braynner García.

Este plantel tendrá un amistoso ante el Técnico Universitario de Ecuador, el 21 de noviembre sobre las 3:00 p.m. El duelo servirá para inaugurar la nueva cancha del General Santander.

/Colprensa

Notas Relacionadas