DIARIO DEL MAGDALENA
Periódico de Santa Marta

Falleció el historiador DG. Luis Eduardo Pinto

785

La Directora de la Quinta de San Pedro Alejandrino, Zarita Abelló, lamentó su deceso, destacando su saber sobre el prócer nacional. 

Amable, jovial, buen amigo, un caballero… así será recordado el Dragoneante Luis Eduardo Pinto Fuentes, considerado como uno de los historiadores que más conocía sobre El Libertador Simón Bolívar, cuyo fallecimiento en la mañana de este jueves lamenta toda la familia de la Fundación Museo Bolivariano de Arte Contemporáneo-Quinta de San Pedro Alejandrino.

Su memoria prodigiosa hizo posible crear alrededor del Dragoneante Pinto un imaginario especial, que no solo cautivaba, sino que permitía a sus compañeros y turistas llegar a la fascinación, por su entonación, elocuencia y la forma como detalle a detalle hablaba del gran héroe nacional: Simón Bolívar

Con su lamentable fallecimiento, la tristeza y el pesar embarga a historiadores, familiares, y amigos; sentimientos a los que también se unen los funcionarios del Monumento nacional, quien junto a su directora Licenciada Zarita Abelló de Bonilla recuerdan todo lo que en vida aportó el Dragoneante Pinto, no solo como miembro de la Policía Nacional, adscrito a este lugar histórico, sino como su guía insigne.

Fascinada con su capacidad de expresión, así lo recuerda con nostalgia la Licenciada Zarita Abelló, quien afirma “me asombraba su pasión por leer, su dedicación a estudiar la vida de Bolívar, sus batallas y personajes que lo rodearon. Él era una enciclopedia ambulante, el Dragoneante tenía la biblioteca más completa sobre El Libertador”.

Para quienes tuvieron la oportunidad de estar muy de cerca de ‘Pinto’ o ‘Dragoneante’ como cariñosamente lo llamaban coinciden al afirmar que él inspiraba cariño, respeto y admiración. Los empleados del Museo y visitantes que pudo guiar no olvidarán jamás sus anécdotas, sabias enseñanzas y curiosidades sobre el sentir bolivariano.

Pinto fue muy especial, un gran autodidacta del aprendizaje de la historia bolivariana, tenía una gran capacidad para leer, poseedor de una memoria sorprendente, de ahí sus cualidades para contar y referir desde su estilo, la vida de El Libertador. Sin embargo, más allá del historiador, será recordado  por el buen ser humano que había detrás de su uniforme.

Con más de 40 años al servicio de la Policía Nacional llegó en febrero de 1968 a Santa Marta y a la Quinta de San Pedro Alejandrino como Comandante de la Estación, que en ese entonces funcionaba en el Monumento, desde entonces y durante 36 años fue el guía insigne del lugar, compartiendo con personalidades, presidentes y turistas, quienes eran admirados por su tono y cualidades para narrar la historia del Libertador Simón Bolívar.

Contaba que cuando llegó no sabía nada, pero fue tanto su interés que se motivó por conocer la vida del General, surgiendo la necesidad en él de conocer más sobre Bolívar y adquirir libros sobre su vida y obra.

Bogotano de nacimiento, pero samario de corazón, Pinto deja una gran enseñanza: no hay límites para aprender ni de amar la historia valorando a esos personajes que aportaron a ella.

Muchos fueron los reconocimientos del Dragoneante Pinto: la Gran Cruz de Bastidas; la medalla de servicios por 15, 20, 25, 30 y 35 años en la Policía Nacional; la de servicios distinguidos en categoría especial; la medalla del servicio distinguido del Ejército de Venezuela; la réplica de la espada del Libertador otorgada por el presidente de Venezuela, Hugo Chávez; la Gran Cruz al mérito policial refrendada por el presidente Andrés Pastrana, entre otras condecoraciones y reconocimientos como el hacer parte de la Academia de Historia de la Policía, de la Sociedad Bolivariana del Magdalena, y fue distinguido Doctor Honoris Causa en Ciencias Sociales, por parte de la Universidad Simón Bolívar de Barranquilla.

“Pero quizás la distinción más gratificante para la familia de este Monumento de las naciones bolivariana fue el de tenerlo como guía, el relator, la voz… el Policía, quien, con su rango de Dragoneante, vistiendo orgulloso su uniforme verde oliva, cuya arma era su particular ‘varita’, y con su entretenido acento, compartió minuciosamente la vida y obra de El Libertador en la Quinta de San Pedro Alejandrino. ¡Por siempre Dragoneante Luis Eduardo Pinto Fuentes!”, puntualizó Zarita Abelló de Bonilla.

La Fundación Museo Bolivariano de Arte Contemporáneo-Quinta de San Pedro Alejandrino, su directora, los miembros de su junta directiva, funcionarios y empleados lamentan su fallecimiento y expresan sus condolencias a sus hijos, nietos, familiares y allegados. Paz en su tumba.

Gremios como Cotelco Magdalena, Corporación Centro Histórico, la Fundación Guías de Turismo, entre otros también lamentaron el fallecimiento del Dragoneante Luis Eduardo Pinto, a quien exaltan su legado y conocimientos sobre el Libertador Simón Bolívar.

Notas Relacionadas