DIARIO DEL MAGDALENA
Periódico de Santa Marta

Argentina y Bolivia llaman a “repensar” la OEA

41

Argentina y Bolivia han cuestionado este jueves a la Organización de Estados Americanos (OEA) por sus acciones ante determinadas situaciones, como la crisis política boliviana de 2019, y han llamado a “repensar” el grupo regional y que no intervenga en asuntos internos.

El ministro de Asuntos Exteriores de Argentina, Santiago Cafiero, ha criticado en el pleno de la última sesión extraordinaria de la asamblea del ente, el “triste” papel de la OEA “interrumpiendo el orden democrático” en Bolivia durante la crisis política de 2019.

“Se debe despejar la triste historia reciente de haberse apartado de sus fundamentos al apoyar la interrupción al orden democrático como sucedió en Bolivia”, ha recordado así Cafiero el papel que desempeñó el secretario general de la OEA, Luis Almagro, apoyando a los sectores de la oposición y las Fuerzas Armadas que no aceptaron la victoria del expresidente Evo Morales en esas elecciones.

“La ideología, las pasiones o el racismo nublaron el juicio de muchos”, ha denunciado el jefe de la diplomacia argentina, quien ha remarcado que “la esencia” de la organización “es preservar la cooperación en el marco del respeto y la solidaridad con una apuesta permanente al diálogo”.

Cafiero ha asegurado que si la OEA se hubiera mantenido fiel a sus principios, entre ellos los de no injerencia en los asuntos internos tanto de sus Estados miembro, como del resto de país, no se habría lamentado “esta vergonzosa página” e la historia latinoamericana.

“Por otra parte, tampoco es válido el recurso a sanciones que terminan vulnerando la estabilidad y la convivencia pacífica de las sociedades”, pues de manera irremediable conducen a “posturas radicales”, que “sólo perjudican el disfrute de los derechos básicos de las poblaciones más vulnerables”, ha explicado.

“La OEA no debe desviarse de los postulados que la rigen, y debe estar abocada a redoblar sus esfuerzos para honrarlos, más aún en estos tiempos donde se libra una batalla contra una pandemia y sus deplorables consecuencias sociales y económicas”, ha enfatizado el ministro de Exteriores argentino.

“REPENSAR LA OEA”
En la misma sesión, el ministro de Exteriores de Bolivia, Rogelio Mayta, ha llamado a “reflexionar sobre el sentido de la OEA” y “a pensar sobre si cumple efectivamente sus propósitos y principios”, informa el medio boliviano ‘La Razón’.

“La OEA no estuvo ni está en los temas de preocupación central de nuestro continente”, ha lamentado, para reiterar al grupo que es “buen tiempo para repensar”.

Asimismo, se ha referido a la crisis de Bolivia de 2019, y ha calificado como “gravitante e inadecuado” el rol de Almagro ante la misma, al tiempo que ha defendido que el país no puede “dejar de apuntar” a su “verdad” porque “el precio que tuvo que pagar el pueblo en vidas y heridas es enorme”.

Argentina y México han sido dos de los Estados miembros de la organización regional que más críticos se mostraron con la OEA y su secretario general por el papel que desempeñaron durante la crisis política en Bolivia tras las elecciones de octubre de 2019.

Tras un breve paso por México huyendo del hostigamiento de las autoridades golpistas, Morales puso rumbo a Argentina, en donde permaneció hasta noviembre de 2020, una vez se confirmó el triunfo de Luis Arce bajo las siglas del Movimiento al Socialismo (MAS) en las elecciones de octubre de ese año.

NICARAGUA Y CUBA

Por otro lado, en la asamblea de la OEA ha intervenido este jueves el secretario de Estado estadounidense, Antony Blinken, quien ha instado a pronunciarse contra las acciones de Nicaragua y Cuba, y, en general, “contra los gobiernos que abandonan la democracia y oprimen de forma violenta los Derechos Humanos”.

“La credibilidad de la OEA como institución que defiende la democracia depende de estar a la altura de la Carta Democrática”, ha aseverado en una intervención que Almagro ha agradecido.

“Gracias por sus palabras. Esperamos trabajar con usted (Blinken) para hacer que nuestro continente sea libre y próspero”, ha escrito en una publicación en la red social Twitter en respuesta a un mensaje de apoyo del secretario de Estado.

Ante la intervención de Blinken, el ministro de Exteriores de Cuba, Bruno Rodríguez, ha asegurado que Estados “confirma la hipócrita actitud de su Gobierno y la de su instrumento de dominio hemisférico: la OEA”.

“Al hablar de democracia, (el secretario de Estado) debería explicar el papel de Washington y la OEA en el golpe de Estado contra el Gobierno de Bolivia en 2019”, ha clamado, para ratificar también su respaldo al Ejecutivo de Daniel Ortega en Nicaragua ante la “inaceptable acción injerencista” de Washington con la adopción de la ley que impone nuevas sanciones al país centroamericano.

/Colprensa

Notas Relacionadas