DIARIO DEL MAGDALENA
Periódico de Santa Marta

Argentina le gana a Uruguay y ayuda a Colombia

84

¡Por fin ayudó Argentina! Colombia encendía sus velones por una victoria en casa de Uruguay, rival directo por un cupo a Catar 2022 y esta vez sí se dio. Argentina fue un monumento a la efectividad que no tuvo su rival y logró una victoria 0-1 clave en el clásico del Río de La Plata, que lo deja con 28 puntos y casi clasificado a la Copa Mundo, y le causa una herida al equipo de Tabárez, que se estaciona y se mantiene por detrás de Colombia en la tabla de posiciones.

Apenas despertaba el partido y ya Martínez se apuntaba una atajada fenomenal, en un fallo enorme de marca en el área que dejó solo a Nández frente a él. ¡Muy bien aguantó el portero! Y el valor que cobraba tres minutos después esa acción: a los 7 minutos se avivó Dybala y robó en la salida, asistió a Di maría y el zurdo metió una auténtica joya, un remate hermoso, inatajable, ¡qué golazo! ¡Fiesta argentina! ¡Fiesta colombiana!

Pero Uruguay no encajó mal el golpe, procesó y luego se fue encima -era suya la necesidad, al final-, hasta que a la media hora Suárez la tuvo en un doble remate que se estrelló en el palo y de pura fortuna no encontró ningún celeste en el rebote.

De nuevo perdonaría Uruguay, en la habilitación de Vecino a Betancur, cuyo remate otra vez atajó con firmeza Martínez, y Argentina convertía en bombero a ‘Cuti’ Romero, el apagador oficial de incendios en el área visitante.

En complemento fue más de lo mismo: Uruguay insistiendo, ya sin el ímpetu de un Suárez agotado, pero con toda la juventud de sus talentos, que en todo caso no hacían diferencia, salvo por un remate al que se estiró Martínez, medio traicionero, que pudo ser lo más claro.

Entonces apareció Messi en la raya y su ingreso se autorizó a los 76 minutos y hubo más preocupaciones para un Uruguay que arriesgaba en defensa -no tenía otra opción- y que sufría llegadas como la de Correa, que sorprendía por izquierda pero se quedaba sin pase y sin ángulo a la hora de definir.

Álvarez se perdía el empate a los 84 en un cabezazo, una de las pocas claras de complemento para el dueño de casa, ante una zaga cansada ya de rechazar y rechazar centros. Y el mismo atacante metía un riflazo que por poco se le mete por debajo del cuerpo a Martínez, mientras al cierre otra vez Álvarez se perdía el anhelado gol.

Pero el tiempo se le escapaba a Uruguay, felizmente para Colombia: la derrota lo estaciona en 16 puntos, los mismos que el equipo de Rueda, y ahora los mismos de Chile, que se benefició de las derrotas de sus oponentes. Todo está por decirse el martes, nada menos que en la altura de La Paz para los uruguayos, y para los colombianos contra Paraguay.

Notas Relacionadas