DIARIO DEL MAGDALENA
Periódico de Santa Marta

El tercer trimestre fue el más violento del año  

17

En lo que va del año 2021 la presencia de grupos armados organizados han afectado los Derechos Humanos en Chocó y Antioquia. 

El año 2021 no ha sido uno de los mejores tiempos para las comunidades y Pueblos Indígenas en Colombia, según lo revela un nuevo informe de la Organización Nacional Indígena de Colombia (ONIC).

Según esta organización, desde el primero de abril de 2021 hasta el 30 de septiembre de 2021 (segundo y tercer trimestre del año), se han registrado un total de 342 afectaciones a los Derechos Humanos, las cuales corresponden a 14.270 víctimas.

Las cifras señalan que el último trimestre fue el más violento con respeto a los dos anteriores, donde el primer trimestre fueron 3.774 víctimas, en el segundo fueron 631, pero en el tercero fueron 13.639 víctimas.

El confinamiento, desplazamiento masivo forzado, hostigamientos, reclutamiento forzado, amenazas y homicidio son las principales afectaciones reportadas en el ‘Tercer Informe de Afectaciones a los Derechos Humanos (DD. HH.) e Infracciones al Derecho Internacional Humanitario (DIH) ocurridos en los Pueblos Indígenas durante el segundo y tercer trimestre del año 2021’.

El confinamiento de población indígena es la afectación que más registró casos con 10.021 personas, las cuales representan el 70,22 % en esta situación. Se trata de indígenas que se sienten atrapados en sus propios territorios debido a los riesgos que les representa la presencia de grupos armados legales e ilegales.

Además, el informe detalla que en los departamentos del Chocó y Antioquia han ocurrido las mayores afectaciones que se han agudizado por la presencia de grupos armados organizados.

 

“Nos preocupa lo degradado en el que se encuentra el conflicto armado en Colombia, pues pareciera que la estrategia de los grupos armados legales, ilegales y de las mismas instituciones del Estado es generar miedo, zozobra e incertidumbre para que las comunidades terminen abandonando sus territorios y así poder llevar a cabo grandes megaproyectos minero-energéticos, fluviales, de infraestructura vial y las muy renombradas economías ilícitas como el contrabando, cultivos de uso ilícito, narcotráfico, entre otros”, dice el informe.

Añaden: “Desde la Organización Nacional Indígena de Colombia –ONIC-, nos inquieta la situación que al día de hoy ocurre en estos departamentos, pues el confinamiento y el desplazamiento masivo forzado se ha agudizado mucho más en el último trimestre del año 2021, y asombra como los grupos armados ilegales le manifiestan ante las comunidades sus serias intenciones de sacarlos del territorio”.

Ante dicho panorama, la ONIC le exigió al Gobierno nacional que se implemente a cabalidad el Acuerdo de Paz y en especial el Capítulo Étnico, al igual que iniciar los procesos de diálogo con el ELN./Colprensa 

Notas Relacionadas