DIARIO DEL MAGDALENA
Periódico de Santa Marta

A la cárcel cuatro policías que ayudaban a sacar coca

633

Uno de los procesados es un guía canino que, al parecer, alteró el entrenamiento de su perro para que no alertara sobre la presencia de alcaloides en contenedores que salían a Centroamérica y Europa. 

Un Juez de control de garantías ordenó enviar a la cárcel a cuatro uniformados de la Policía Nacional por estar al servicio de una red trasnacional narcotraficante y desde esta zona del país facilitaban el paso de las cargas contaminadas con droga en el puerto samario.

Un fiscal de la Dirección Especializada contra el Narcotráfico presentó a los uniformados ante un juez y les imputó el delito de tráfico, fabricación o porte de estupefacientes agravado. El cargo no fue aceptado por los procesados, que recibieron medida privativa de la libertad en centro carcelario.

Los policías cobijados con la medida intramural son el intendente Luis Fernando Ramírez Algarra, quien según la Fiscalía sería supuesto responsable de contactar y convencer a trabajadores del puerto para que permitieran el ingreso de la cocaína camuflada. Asimismo, hay indicios de que, presuntamente, recibía y repartía los dineros que la red narcotraficante entregaba a los policías.

También fue judicializado el patrullero Jesús Armando Bermeo Medina, un guía canino que según la Fiscalía, al parecer, alteró el entrenamiento de su canino para que no hiciera la señal de alerta cuando detectaba la presencia de sustancias ilícitas en los contenedores.

De igual manera, fueron enviados a la cárcel los patrulleros John Jairo Suárez Rueda y Óscar Javier Romero, a quienes se les atribuye permitir el acceso, estadía y tránsito en la terminal marítima de las cargas contaminadas, según precisó la Fiscalía.

Las detenciones se cumplieron en diligencias de registro y allanamiento simultáneos realizadas de manera simultánea en Puerto Giraldo (Atlántico), Cúcuta (Norte de Santander) y Girardot (Cundinamarca), contra los uniformados que según el material de prueba dio cuenta que al parecer, permitieron el ocultamiento de cocaína entre contenedores que salían con mercancía desde el puerto de Santa Marta (Magdalena) hacia Guatemala, México, Bélgica y España.

Así mismo se constató que los uniformados, encargados de las labores de inspección en la plataforma de la terminal marítima, habrían recibido sumas de dinero para no cumplir con sus funciones y facilitar el paso de las cargas contaminadas con estupefacientes.

En desarrollo de la investigación, a la estructura narcotraficante le fueron incautadas nueve toneladas de clorhidrato de cocaína en Colombia y cinco toneladas en otros países; además de 640.066 dólares y 254’850.000 pesos colombianos”, puntualizó el ente acusador.

Notas Relacionadas