DIARIO DEL MAGDALENA
Periódico de Santa Marta

Asesinato de alias ‘El Negro’ pudo ser ‘ajuste de cuentas’

531

La Policía dijo además que la víctima tenía anotaciones judiciales por diferentes delitos.  Así mismo, la institución indicó que busca a los responsables del crimen.  

A posibles retaliaciones apuntan los móviles manejados por las autoridades con relación al atentado a bala en el que fue asesinado Duván Felipe Meriño Casiani, más conocido como ‘Patica de lápiz’ o ‘El Negro’, en el sector de Bastidas cuando este se jugaba maquinitas con unos amigos, cuando sujetos llegaron en motocicleta y quien hacía las veces de parrillero lo atacó de manera indiscriminada.

Luego de revisar vídeos de cámaras de seguridad y recopilar información de fuentes humanas, la Policía Metropolitana de Santa Marta a través de la Seccional de Investigación Criminal (Sijín) y la Dirección de Inteligencia (Sipol) en coordinación de la Fiscalía General de la Nación, lograron determinar que el hecho de sangre obedece a un ajuste de cuentas, teniendo en cuenta las presuntas actividades delictivas e ilícitas que adelantaba la víctima en su sector.

Así mismo, las labores investigativas revelaron que ‘Patica de lápiz’ o ‘El Negro’, presentaba anotaciones judiciales por el delito de hurto en el 2017; tráfico, fabricación o porte de estupefacientes por hechos ocurridos en junio del 2015; explotación ilícita de yacimiento minero y otros materiales del 2015 y hurto calificado.

EL CRIMEN  

Recordemos que alias ‘El Negro’, de 26 años, fue ultimado a bala tras ser impactado en varias oportunidades a manos de dos desconocidos que llegaron en moto hasta la manzana 4 en sectores de la urbanización Ciudad Equidad, vía al corregimiento de Minca, donde se encontraba jugando en una máquina traga monedas.

Se supo que el individuo que hacía las veces de parrillero, sin mediar palabras, desenfundó un arma de fuego y le disparó, logrando afectar su vida y dejarlo en grave estado. Tras lograr su cometido, los responsables huyeron con rumbo desconocido.

Minutos después fue auxiliado por residentes y testigos, hasta la sala de urgencias de la clínica Los Nogales, donde los médicos en turno intentaron salvarle la vida, sin embargo sufrió un paro cardiorrespiratorio, producto de los impactos de bala que le ocasionaron su deceso.

La inspección judicial y el levantamiento del cadáver estuvo a cargo de unidades del CTI de la Fiscalía, quienes lo trasladaron hasta la morgue de Medicina Legal y Ciencias Forenses de esta capital, de donde fue reclamado por sus familiares la mañana de ayer para darle cristiana sepultura.

Notas Relacionadas