Autoridades esperan resultados de medicina legal sobre muerte de María Andrea

En alerta se declararon las autoridades de Bogotá una vez se conoció de la muerte de María Andrea Cabrera hija del general (r) Fabricio Cabrera, en la noche del sábado. 

Por su parte, el comandante de la Policía Metropolitana de Bogotá, general Hoover Penilla, aseguró que no tienen ningún indicio acerca de que el deceso de la joven haya sido perpetrado en medio de un acto criminal. 

“Como comandante de Policía de Bogotá no tengo ningún fundamento que me permita vislumbrar que aquí hubo algo delictivo. En eso sí quiero hacer llamado a las personas que empiezan a difundir información por redes sociales porque hay que tener en cuenta la dignidad de ella. Aquí será fundamental el dictamen de Medicina legal”, dijo el oficial. 

Indicó también que desde el comando de Policía se adelantan las investigaciones para esclarecer el hecho, por lo que se han efectuado entrevistas a las personas que estuvieron con María Andrea Cabrera en sus últimas horas de vida. 

A su turno, el Secretario de Seguridad, Daniel Mejía, lamentó lo ocurrido y aseguró que se debe esperar a los resultados que arroje Medicina Legal… no se pueden generar hipótesis sobre la muerte. 

“Hacemos un llamado a que salga el informe de Medicina Legal. No hay ninguna evidencia hasta el momento de que esto se haya tratado de intento de hurto o un intento de paseo millonario, entonces seamos responsables con la información que se está dando a conocer”, dijo el secretario. 

Los hechos que enlutaron la familia del general en retiro tuvieron lugar en el norte de la capital del país, momento en que María Andrea Cabrera departía con, al menos, siete compañeros en una discoteca de la localidad de Chapinero. 

Al término de la reunión, la joven junto con otras tres amigas se trasladaron hasta el apartamento de una de ellas en la localidad de Usaquen, al pasar las horas la hija del general empezó a sentirse mal de salud por lo que se comunicó con un amigo quien la llevó a la Fundación Santafé, a donde llegó sin signos vitales. Bogotá Colprensa.

 

También podría gustarte