DIARIO DEL MAGDALENA
Periódico de Santa Marta

Se ‘voló’ el pare y bus lo mató

La comunidad asegura que la víctima y su acompañante, minutos antes habían cometido un hurto y cuando intentaban darse a la huida, se volaron un pare y el bus los atropelló. 

En hechos que deberán ser minuciosamente analizados por la Seccional de Investigación Criminal (Sijín) de la Policía Metropolitana de Santa Marta en articulación con agentes del tránsito adscritos a la Secretaría de Movilidad del Distrito, un motociclista murió y su acompañante resultó malherido tras ser atropellados por un bus del transporte público.

El aparatoso accidente de tránsito se registró en la mañana de ayer en la calle 14 con carrera 12 A del barrio Gaira, al sur de la capital, cuando la víctima, identificada como Carlos Andrés Gonzáles Rudas, quien prestaba el servicio militar y había llegado hace tres días de permiso, y su acompañante, se desplazaban a toda velocidad en una motocicleta marca TVS, de placas ZVT-58E.

De acuerdo a la información suministrada por las autoridades, el conductor de la moto, es decir Gonzáles Rudas, a quien también conocían como ‘Callito’, se voló un pare y el chofer del bus afiliado al Sistema Unificado de Transporte de Santa Marta, de placas TZU – 898, que iba en su vía, no alcanzó a frenar a tiempo y los atropelló.

En el lugar del siniestro perdió la vida de forma fulminante tras el fuerte impacto el joven a quien conocían como ‘Callito’, mientras que el joven que hacías las veces de parrillero, quedó malherido y fue auxiliado por paramédicos de la red de ambulancia de la costa, profesionales que se encargaron de hacer su traslado hasta la sala de urgencias de la clínica Tayrona, centro asistencial donde se debate entre la vida y la muerte.

Tras lo ocurrido, uniformados de la unidad de vigilancia por cuadrantes de la Policía adscrito a la subestación Gaira, arribaron al lugar y acordonaron la zona. “Esto fue algo espantoso, yo estaba en la esquina cuando esos pelaos venían en ‘bola’ y la buseta se los llevó, los arrastró unos cuantos pasos, porque el conductor de la buseta ‘metió’ el freno una vez se los vio encima”, relataron testigos.

Después de tres horas de espera, funcionarios de la Unidad Móvil de Criminalística de la Sijín de la Policía llegaron hasta el sitio y adelantaron la inspección técnica del cadáver, culminado los actos urgentes llevaron el cuerpo hasta la morgue del Instituto Nacional de Medicina Legal y Ciencias Forenses, donde le será practicada la necropsia.

“HUÍAN DESPUÉS DE UN ATRACO” 

Según versiones de los moradores de Gaira, ‘Callito’ y quien hacía las veces de parrillero, al parecer, se desplazaban a toda velocidad intentando huir después de haber cometido un presunto hecho delictivo, las víctimas serían dos mujeres que se encontraban en la puerta de su lugar de residencia.

“Esos muchachos manejaban a esa velocidad porque querían escapar. Minutos antes del accidente intentaron o cometieron un atraco; del afán que llevaban no tuvieron en cuenta el pare y se lo volaron, contando con tan mala suerte que venía la buseta y se los llevó a ellos. Se dice que eran residentes en el barrio La Paz”, relató un testigo que prefirió mantener en reserva su nombre por seguridad.

FAMILIA ARREMETIÓ CONTRA EL BUS 

Una vez enterados de lo ocurrido y al toparse con la escalofriante escena del cuerpo sin vida debajo del bus, hermanos y amigos rodaron a la víctima, buscaron gigantescas piedras y destruyeron los ventanales del bus que se vio involucrado en el accidente de tránsito.

“Esa gente fue loca, rodó el cuerpo y empezaron a tirarle piedras al bus, partieron todos los vidrios; también intentaron golpear a la comunidad de este sector, aquí nadie tiene culpa, solo ellos, porque ni el chofer del bus, ya que él iba en su vía”, manifestaron los gaireros.

Finalmente, los jóvenes que participaron en el ataque con piedras y otros objetos contundentes, fueron capturados por uniformados de la Policía, quienes de inmediato lo trasladaron hasta los calabozos de la estación de El Rodadero, allí quedaron a espera de que el propietario del bus ponga el denuncio.

Notas Relacionadas