Fortalecerán proceso de restitución en Chibolo, Plato y Sabanas de San Ángel

289

La Unidad de Restitución de Tierras, URT, conjuntamente con entidades territoriales del Magdalena adelantan en el proceso de fortalecimiento del proceso de restitución de tierra en los municipios de Chibolo, Plato y Sabanas de San Ángel.

 

Instituciones vinculadas a la Mesa P y P, Pola y Paluzua, lideran el proceso de atención y acompañamiento a las familias de Chibolo, Sabanas de San Ángel y Plato.

 

Actividades en los corregimientos de Bejuco Prieto, Caanan, El Encanto y La Pola, del municipio de Chibolo y en Paluzua, ubicada entre Plato y Sabanas de San Ángel, han permitido avances en el proceso de atención a las comunidades víctimas del conflicto armado.

En articulación con la Organización de las Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación, FAO, la Unidad de Restitución de Tierras, URT, ha realizado una serie de proyectos productivos que han dado lugar a mayores niveles de asociatividad entre los campesinos restituidos y no restituidos; mejores precios de sus productos lácteos; mayor calidad en el procesamiento, a través de la asistencia técnica; y el mejoramiento de los corrales y puntos de ordeño.

El desafío para 2018 es sumar nuevos asociados, beneficiarios de restitución, para fortalecer la asociatividad, así como ayudar a las instituciones y entidades municipales y departamentales en el cumplimiento de las órdenes de restitución de tierras.

“Esta comunidad tiene mucho interés y se está en el proceso de atención para lograr que muchas más familias con sus sentencias tengan sus proyectos productivos, todo con miras a lograr que sus condiciones de vida en el territorio sean las mejores, no solo para ellos, sino para la comunidad en la región”, afirmó Rodrigo Torres, director de la URT en Magdalena y Atlántico.

 

 Rodrigo Torres, director de la URT en Magdalena y Atlántico.

 

La URT, en aras de cumplimiento a las órdenes de restitución, ha generado y vinculado espacios de articulación interinstitucional como es el caso de la Mesa de Articulación Pola y Palizua, en la que participan instituciones como el Programa Derechos Humanos de las Naciones Unidas, la Corporación Yira Castro, la Unidad para las Víctimas, el SENA, la Alcaldía de Chibolo, la Gobernación del Magdalena y la FAO.

En el marco de la mesa de trabajo, se tomaron algunos puntos centrales en pro de la sostenibilidad en el proceso de restitución, como la importancia de la electrificación que ha avanzado en un 70%, ya que a la fecha se han instalado los postes y ya se tiene el material listo para extender las redes.

Por otro lado, la Cooperativa Agropecuaria de Campesinos y Campesinas del centro del Magdalena, Colapaz, ya cuenta con su hidroxilo, es decir, sistema para hidratar ganado, el cual cumple con la tecnología de punta para la extracción del agua, que garantizará una excelente calidad en el procesamiento de los productos lácteos.

De igual manera, entre los aportes a esta comunidad, la Unidad para las Víctimas, desde el área de reparación colectiva, garantizó para Colapaz la entrega de un camión con el cual serán transportados los productos lácteos, a nivel intermunicipal e interdepartamental.

Por su parte, la Gobernación del Magdalena ratificó e incrementó el valor de los recursos que serán dispuestos para la construcción del centro de acopio y fabricación quesero de Colapaz.

También podría gustarte