DIARIO DEL MAGDALENA
Periódico de Santa Marta

Mattos seguirá en la cárcel

44

Cabe resaltar que el Tribunal Superior rechazó la petición de nulidad radicada por Mattos. 

El Tribunal Superior de Bogotá negó la nulidad del proceso a favor del empresario Carlos Mattos, que había sido solicitada por su defensa, por lo que deberá seguir preso en la cárcel la Picota de Bogotá

Esta solicitud fue calificada por el despacho como infundada e improcedente y que pretender “revivir etapas procesales ya superadas, porque la defensa intenta, no que la Fiscalía descubra elementos enunciados, sino que descubra otros que tuvo en cuenta para demostrar la responsabilidad del acusado en un proceso penal diferente al que aquí ocupa la atención”.

Carlos Mattos fue enviado a la cárcel la Picota de Bogotá, el pasado 18 de noviembre, luego de su arribo la noche anterior a Bogotá, tras ser extraditado desde España.

El proceso contra el empresario tiene su génesis en 2015 cuando la casa matriz de Hyundai en Corea rompió relaciones luego de 25 años con la casa automotriz en Colombia, cuyo presidente era Carlos Mattos, para darle el puesto a la empresa Neocorp del grupo ecuatoriano Eljuri.

Pero esta decisión no le gustó a Mattos por lo que interpuso una demanda civil en 2016 cuyo resultado, firmado por el juez Sexto del Circuito, Reinaldo Huertas, lo favoreció con una medida cautelar, argumentando que el empresario era el único autorizado en Colombia para hacer negocios con Hyundai Motor Company hasta que se resolviera la demanda.

Esta decisión le permitió a Mattos firmar un acuerdo en el que aceptaba que Neocorp sería el encargado de la distribución de Hyundai para Colombia, a cambio de una indemnización.

IRREGULARIDADES 

Con el paso del tiempo se logró demostrar, según una reciente condena de la Comisión Nacional de Disciplina Judicial, que el favorecimiento de esta demanda de parte del juez Reinaldo Huertas, se dio a cambio de cerca de 2.000 millones de pesos.

Sin embargo, esta no es la única irregularidad por la que se investiga a Mattos, pues para que la demanda llegará a manos de Huertas, Mattos direccionó la demanda para que llegara a manos de Huertas.

En este caso también fue condenada la juez Ligia del Carmen Hernández, quien recibió 30 millones de pesos a cambio de favorecer al empresario Mattos.

El proceso contra el empresario tiene su génesis en 2015 cuando la casa matriz de Hyundai en Corea rompió relaciones luego de 25 años con la casa automotriz en Colombia, cuyo presidente era Carlos Mattos, para darle el puesto a la empresa Neocorp del grupo ecuatoriano Eljuri.

Pero esta decisión no le gustó a Mattos por lo que interpuso una demanda civil en 2016 cuyo resultado, firmado por el juez Sexto del Circuito, Reinaldo Huertas, lo favoreció con una medida cautelar, argumentando que el empresario era el único autorizado en Colombia para hacer negocios con Hyundai Motor Company hasta que se resolviera la demanda.

Esta decisión le permitió a Mattos firmar un acuerdo en el que aceptaba que Neocorp sería el encargado de la distribución de Hyundai para Colombia, a cambio de una indemnización.

Notas Relacionadas