DIARIO DEL MAGDALENA
Periódico de Santa Marta

Asaltantes robaron a empleados de Yamaha y Policía les dio ‘plomo’

La Seccional de Investigación Criminal – Sijín – revisa las cámaras de seguridad para individualizar a los delincuentes. 

Momentos de pánico vivieron en la tarde de ayer los comerciantes, empleados y residentes en zona céntrica de Santa Marta, luego que se desencadenara un intercambio de disparos entre dos delincuentes y un uniformado de la Policía Nacional que se percató de la acción delictiva que cometieron.

Los hechos ocurrieron sobre la Avenida Campo Serrano (carrera 5) con calle 26, en inmediaciones del barrio Los Ángeles, después que dos individuos que se transportaban en moto, violando la prohibición de circulación con parrillero hombre, ingresaran a cometer un robo al interior del almacén de razón social Yamaha Motos.

De acuerdo a la información recopilada por la Seccional de Investigación Criminal – Sijín – de la Policía Metropolitana, los desconocidos ingresaron a la tienda haciéndose pasar como clientes y en un descuido del guardia de seguridad del sitio, desenfundaron sus armas e intimidaron a todos los empleados, entre ellos el vigilante, a quien además despojaron de su armamento de dotación.

Seguidamente, los antisociales se dirigieron al cubículo donde la empresa maneja el dinero, sin embargo la encargada del área no se encontraba en el lugar, por lo cual procedieron a amedrentar a todos los empleados con el fin de despojarlos de sus dispositivos móviles, documentos personales y dinero en efectivo.

Logrado su cometido, salieron del establecimiento comercial en busca de la moto en donde se transportaban. No obstante, se ‘tropezaron’ con un uniformado de la Policía Nacional que transitaba de civil y se percató de la acción delictiva, el agente de inmediato desenfundó un arma y los atacó a tiros.

Cuentan testigos que los delincuentes en medio de la huida le respondieron y lograron afectar uno de sus brazos. “El Policía les disparó en varias oportunidades pero ellos fueron más ágil y se salieron con las suyas, el uniformado si logró salir afectado en una de sus extremidades superiores”, relataron.

El uniformado de inmediato fue trasladado hasta la sala de urgencias de la clínica El Prado, en donde los médicos de turno lo asistieron e indicaron que solo “sufrió un quemón y la herida no revestía gravedad”.

Finalmente, funcionarios de la Seccional de Investigación Criminal – Sijín – llegaron al lugar con el fin de revisar las cámaras de seguridad y así poder individualizar a los responsables y posteriormente dar con su captura.

Notas Relacionadas