DIARIO DEL MAGDALENA
Periódico de Santa Marta, Líder en Noticias y Opinión

Congresistas rechazaron intervención a la Essmar

  ´Las ausencias tanto del Ministro de Vivienda como la del Viceministro de Agua Potable, y la Superservicios  confirman una reiterada actitud centralista, displicente y de desprecio con las regiones´, dijo el senador Antoio Sanguino.. 

POR 
EDGAR 
TATIS GUERRA 

Un rechazo a la intervención que llamaron ´arbitraria y centralista´ que hizo la SuperServicios a la Empresa de Servicios Públicos de Santa Marta (Essmar E.S.P.) expresaron los congresistas de la bancada alternativa que estuvieron en Santa Marta.

Los senadores Antonio Sanguino, Yezid García Abello e Israel Zúñiga, quienes estuvieron en la audiencia de control político realizada ayer en el auditorio ‘Simón Bolívar’ del hotel Zuana Beach, así como la congresista Aida Avella, quien lo hizo de manera virtual, rechazaron de manera férrea y contundente lo que consideraron un asalto a la empresa pública de los samarios en un afán desmedido para justificar su privatización.

En la audiencia de control político quedaron las sillas vacías de la Superintendente Natasha Avendaño, la del Ministro de Vivienda Jonathan Malagón y la del Viceministro de Agua y Saneamiento Básico, José Luis Acero, quienes no asistieron y tampoco se excusaron, por lo que se anunció el trámite de una queja disciplinaria por parte del Congreso de la República.

Durante su intervención, el senador Antonio Sanguino lamentó la ausencia de los funcionarios del orden nacional citados, pero hizo énfasis en la Superintendente de Servicios Públicos Natasha Avendaño quien debe darle explicaciones a los ciudadanos de Santa Marta, a los órganos de control y a los congresistas que hacen control político.

“No solo se ha ausentado de esta audiencia y debemos dejarlo como una constancia, sino que se ha negado a delegar un funcionario de cualquier nivel de la Superintendencia para que responda por esta acción que a nosotros nos parece es absolutamente arbitraria, centralista, dictatorial por parte de la Superintendencia que contrasta con la actitud cómplice, complaciente en otros casos en los que sí se requiere una intervención de la Superintendencia como es el caso de la Empresa de Servicios Públicos de Valledupar que está ad portas de ser vendida, de ser subastada, de ser entregada en un proceso leonino de privatización como lo vivió Santa Marta en tiempos de Metroagua”, manifestó el Senador.

Según Sanguino, las ausencias tanto del Ministro de Vivienda como la del Viceministro de Agua Potable, confirman una reiterada actitud centralista, displicente y de desprecio con los ciudadanos, con los territorios y con las regiones contraviniendo disposiciones de la Constitución Nacional en materia de autonomía territorial y de descentralización.

“En conjunto con quienes hemos convocado a esta audiencia de control político vamos a interponer acciones jurídicas y una queja disciplinaria contra estos funcionarios del orden nacional que se han negado a una citación del Congreso de la República la cual fue aprobada en el Senado a partir de una proposición presentada una vez conocimos el atropello, la manera violenta con la que ha ocurrido este asalto y de intervención de la Empresa de Servicios Públicos de Santa Marta”, recalcó.

El Senador se refirió a la lucha del entonces alcalde Carlos Caicedo Omar por recuperar el patrimonio público de los samarios representados en la empresa de servicios públicos. Mencionó algunas cifras del Censo de Población y Vivienda del 2018 en donde se indicaba que la cobertura del alcantarillado en Santa Marta correspondía al 79.26%, mientras que la cobertura del servicio de acueducto correspondía al 81%, “es decir que no es cierto como lo ha dicho los señores de los órganos de control, la Superintendencia, que no se estaba garantizando en debida forma la prestación de los servicios públicos en la ciudad de Santa Marta”.

Agregó “el estudio nacional de agua del IDEAM 2014-2018 además, calificó a Santa Marta como una zona de alta vulnerabilidad hídrica de las fuentes abastecedoras y eso por supuesto es una circunstancia que debe tenerse en cuenta para efectos de establecer responsabilidades que pueden resultar no solo injustas sino contrarias al interés de la ciudad. En el 2019 la ciudad contaba con un nuevo sistema de control y monitoreo de 41 puntos de suministro en 24 horas. En tiempos de Metroagua solo se monitoreaban 9 de los 81 puntos posibles evidenciando que venía un proceso de mejoramiento del servicio, también se ha venido ejecutando el programa Essmar al Barrio, se han ejecutado obras de acueducto y alcantarillado en 33 barrios que no contaban con dichos servicios en los últimos años, pero al parecer estas acciones no existen en los registros de la SuperServicios, ente que debería ser de control técnico y no de intervención política como parece estar ocurriendo”, anotó.

A su turno, el senador Yezid García Abello, también rechazó la arbitrariedad de la SuperServicios en contra de la Essmar E.S.P. e invitó a reflexionar sobre el fracaso del modelo económico que se implantó en el mundo hace 30 años y que convirtió la salud y la construcción de obras públicas en un negocio para el sector financiero. “Ese modelo para fortuna del mundo, de Colombia, de Santa Marta y del Magdalena, fracasó y son las cenizas de ese modelo que se niega a morir el que a afectado a la empresa que gerencia la doctora Patricia Caicedo. Esta reflexión no puede pasar desapercibida, los pueblos aprenden de sus dificultades y de sus luchas, por esa razón la lucha que se da en Santa Marta y en el Magdalena por consolidar gobiernos alternativos debe recibir el respaldo de los demócratas de todas las vertientes políticas del Magdalena”, indicó.

García Abello reprochó el desplante de la Superintendente al no acudir a Santa Marta, pero además denunció que lo hizo a la Comisión IV del Senado en donde fue citada para que explicara sobre el funcionamiento de la empresa Air-e que cubre los departamentos de Atlántico, Magdalena y La Guajira.

Por su parte el congresista Israel Zúñiga también alzó su voz de repudio por la intervención de SuperServicios a la Empresa de Servicios Públicos de Santa Marta expresando su mensaje de solidaridad y fraternidad a los samarios. “Es urgente afianzar los mecanismos de movilización que permitan garantizar la participación activa de las comunidades en las tomas de decisiones y en el diseño de las políticas públicas. Es urgente frente a este tipo de tropelías y a la pretensión de perpetuar un modelo que condena al hambre y a la miseria a las grandes mayorías, manifestarnos, sentar nuestras posturas y ante todo defender nuestros intereses como pueblo”, recalcó.

Finalmente, la parlamentaria Aida Avella cuestionó a la SuperServicios que no actúa como debiera ante situaciones muy complejas como la que soportan los indígenas que habitan en Paraguachón. “Creo que esas empresas que duraron casi 30 años pues en buena parte son culpables de todos los hechos que hemos visto, especialmente de la falta de servicios realmente buenos. Es de la mayor importancia escuchar a todos los actores involucrados, evaluar los procesos de mejoramiento continuo y recuperación de los servicios públicos domiciliarios en el distrito de Santa Marta. Estamos seguros de que hay retos y cosas por mejorar, pero ante todo en los años que lleva la empresa ha demostrado tener la capacidad técnica, operativa, administrativa y financiera, por eso es necesario que la SuperServicios suspenda la intervención y sienta a las partes para establecer un plan de acción y de funcionamiento de la empresa”, destacó.

Notas Relacionadas