DIARIO DEL MAGDALENA
Periódico de Santa Marta, Líder en Noticias y Opinión

Sistema financiero viene recuperando rentabilidad desde el primer trimestre

El Banco de la República publicó el reporte de estabilidad financiera para el segundo semestre de este año con el objetivo de evaluar los principales riesgos y vulnerabilidades que podrían afectar la estabilidad de la economía colombiana y a partir de ellos tomar mejores decisiones.

Como introducción al balance general del sistema financiero, el gerente general del Banco de la República, Leonardo Villar Gómez, explicó que “en los últimos meses, varios aspectos positivos del sistema financiero han preservado un grado notable de continuidad y estabilidad”.

Específicamente la liquidez y solvencia de las entidades financieras, según el reporte, se han sostenido “muy por encima de los mínimos regulatorios, tanto a nivel individual como consolidado” aseguró Villar.

Por parte del cubrimiento de la cartera vencida mediante provisiones, continua siendo elevado, pero los mercados financieros de deuda pública, privada y de acciones han preservado su funcionamiento normal.

Como dato relevante, el gerente general resaltó que por primera vez desde el inicio de la pandemia, se ha empezado a ver aceleración de todas las modalidades de cartera, desaceleración de la cartera vencida y un aumento de rentabilidad de establecimientos de crédito.

Considerando el anterior reporte publicado en mayo, la incertidumbre causada por la cartera vencida era la principal vulnerabilidad para la estabilidad del sistema financiero, pero ahora ésta se ha reducido y tiene tendencia a la baja.

Ahora, en el reporte del segundo semestre de 2021, la mayor fuente de vulnerabilidad que se identifica es la exposición del sistema a cambios súbitos de las condiciones financieras internacionales. Pero también se indica que hay suficiencia de resiliencia para enfrentar estos escenarios.

Otras de las vulnerabilidades para la estabilidad son la fragilidad de las instituciones financieras debido a bajos niveles de rentabilidad y el riesgo de crédito por altos niveles de morosidad.

Frente a estos tres riesgos los mitigantes son la recuperación de la actividad económica, lograr elevados niveles de solvencia, de liquidez, de provisionamiento de la cartera y la desaceleración de la cartera
vencida y que la cartera riesgosa tenga rentabilidad en ascenso.

Posteriormente, el director del departamento de estabilidad financiera del Banco de la República, Daniel Osorio, inició la presentación específica de los resultados afirmando que la “alta liquidez y solvencia son un factor que ha mantenido un grado de continuidad desde que arrancó la pandemia”.

Sobre el eje de rentabilidad, desde antes de la pandemia ya se veía un tendencia de caída, que se profundizó con la llegada de la pandemia al estar relacionada al mayor gasto de las entidades en provisiones. Pero a partir del primer trimestre de este año ha iniciado a recuperarse y ahora tiene tendencia de ascenso.

Por parte del desempeño del crédito, donde se es más evidente el inicio de una nueva etapa del sistema financiero en la que las exigencias para otorgarlas son menos restrictivas y se ve como resultado que todas las categorías de carteras se están acelerando.

/Colprensa

Notas Relacionadas