‘Canalla, miserable, bandida’, le dice la exministra Karen Abudinen a Katherine Miranda

Todo lo origina en la selección de la palabra del año: ´Abudinear´, a la que la parlamentaria promovió.  

El escándalo de corrupción en el contrato de Centros Poblados, que desencadenó la renuncia de Karen Abudinen, ministra de las Tecnologías de la Información y Comunicaciones, TIC, volvió a tener un nuevo episodio este miércoles, pero en redes sociales.

Las presuntas irregularidades en el contrato entre la Unión Temporal Centros Poblados y el Ministerio de las TIC, con el que se pretendía llevar Internet a 7.277 centros digitales de zonas apartadas de 15 departamentos y que terminó caducado tras la pérdida de un anticipo por $70.000 millones, llevaron a Abudinen a dejar el cargo el pasado 9 de septiembre –tras un debate de moción de censura en el Congreso– y a ser incluida en una serie de investigaciones que se siguen en proceso.

Pero además, la exministra también fue blanco de una serie de críticas y burlas en redes por el uso de su apellido conjugado como un verbo: «abudinear» y relacionándolo con la palabra robar. La tendencia se masificó a tal punto que un usuario de Twitter consultó a la Real Academia Española (RAE) sobre la existencia de esta palabra.

A propósito de abudinar, ¿cómo acepta la RAE una palabra?

Pues bien, el apellido de la exfuncionaria volvió a aparecer en esta red social por cuenta de la representante a la Cámara, Katherine Miranda, quien aseguró que «abudinear» era una de las palabras del año en Colombia.

«#LaPalabraDelAñoEs Abudinear, por demostrar cómo la clase política tradicional normaliza la corrupción y se burla de frente de la ciudadanía”, escribió la congresista, quien fue una de las citantes a la moción de censura en contra de Abudinen.

La exministra no tardó en responder al mensaje de la representante por el Partido Verde calificándola de sinvergüenza, canalla, miserable y hasta bandida.

«Sinvergüenza. Todos saben ya que a la única a la que los bandidos de Centros Poblados le tenían miedo era a mí. Les caduqué el contrato y los saqué de su maldito juego. No puede decir ahora que la corrupción tiene mi apellido. Canalla, miserable, bandida”, fue la respuesta de Abudinen.

Pero el cruce de mensajes no paró ahí. La congresista continuó el rifirrafe en la mañana de este jueves peguntándole a la exfuncionaria dónde están los 70.000 millones de pesos del anticipo.

“Canalla, quien después de la advertencia de que allí estaba el carrusel de la contratación adjudica el contrato. Miserable, quien deja a los niños sin Internet y bandida quien cree que con renunciar se lava el nombre. ¿Donde están los 70 mil millones de pesos?”, fue la reacción de Miranda.

Por este entramado, que aún no se ha cerrado en los estrados judiciales, ya hay tres personas presas: Luis Fernando Duque, representante legal del consorcio, Juan José Laverde, quien era miembro de Rave Agencia de Seguros, y Emilio Tapia, conocido como el “zar de la contratación”, señalado de manejar tres empresas de la Unión Temporal a través de terceros.

Asimismo, cinco funcionarios de las TIC afrontan un juicio disciplinario relacionado con el escándalo, mientras que la exministra ha sido citada a declarar ante la Corte Suprema de Justicia, en calidad de testigo, dentro del proceso que adelanta el alto tribunal.

La Procuraduría, por su parte, adelanta un proceso por responsabilidad fiscal a Intec de la Costa, una de las cuatro firmas que conforman Centros Poblados.

Este es el segundo enfrentamiento que tienen de manera pública, en especial en redes, la dos figuras públicas. A inicio de noviembre la exministra cuestionó a Miranda sobre las nuevas declaraciones que se han conocido en el proceso judicial del controvertido contrato, en las cuales se indicaba que fue la entonces ministra la que se opuso a que se ejecuta el contrato. Ante el señalamiento Miranda indicó que “le salí a deber” y reiteró que se fue del cargo por la moción de censura que ella promovió en su contra.