DIARIO DEL MAGDALENA
Periódico de Santa Marta, Líder en Noticias y Opinión

Velas ‘costosas’ ante escasez de parafina

Algunos vendedores comercializan los paquetes desde $4.000 en adelante para que la tradición religiosa perdure, así no tengan mayores ganancias. 

A pesar de los altos costos este año en los paquetes de velas debido a la escasez de la parafina que viene desde otros países, la ciudadanía samaria está adquiriendo el producto para encender la luz y honrar a la virgen Inmaculada Concepción.

En varias calles del centro histórico, así como en los alrededores del mercado público existen algunos vendedores quienes expenden las velas en distintos colores, pero también los faroles.

La característica principal en los paquetes de velas es su grosor lo que incide en su costo final que se consiguen a partir de los $4.000 en adelante, mientras que los faroles se pueden adquirir desde $2.000 con un descuento por docena.

En esta primera fiesta del mes de diciembre que se celebra el 8 se impondrá la tradición religiosa y la fe católica a pesar de los altos costos que registran las velitas o velones. Muchos coinciden en afirmar que la celebración a la virgen Inmaculada Concepción es una tradición bien encendida ya que es luz de esperanza y bienaventuranza.

Durante este tiempo de adviento o preparación espiritual para la celebración del nacimiento de Cristo que sucede durante 4 domingos, los laicos viven a plenitud su deseo de conversión (primer domingo); ir al sacramento de la reconciliación (segundo); servir y ayudar al prójimo (tercero) y disponerse a aceptar a Cristo en el corazón (cuarto domingo).

Vale mencionar que en años anteriores la comercialización de las velas era mayor, pero a raíz de la pandemia del Covid-19 que impactó a muchas empresas también tocó a las fábricas productoras de parafina en la China disminuyendo su exportación.

Algunos analistas consideran que la noche de las velitas podría no tener suficientes velas este año ya que la industria de la cera está en crisis por la escasez mundial de parafina. De 150 millones que se usan todos los años, en 2021 habrá menos de la mitad.

Según lo manifestado por Johanna Ávila, representante de Coopfanalvelas, “Ecopetrol es el único proveedor nacional de parafina, y están demorados en volver por un mantenimiento. El costo de la parafina se ha incrementado en un 120 %”, indicó.

Lo anterior no solo ha incidido en los altos costos de producción sino en el grosor e inclusive en el tamaño de las velas que se están comercializando en Santa Marta y otras ciudades del país.

Estos tiempos de pandemia también sirvieron para desarrollar la creatividad y el ingenio de muchos emprendedores quienes han diseñado velas decorativas plásticas con luz incorporada y que funcionan con diminutas pilas de relojes.

CAMPAÑA NACIONAL 

La Directora General del Instituto Colombiano de Bienestar Familiar (ICBF), Lina Arbeláez; el Ministro de Salud, Fernando Ruiz; la Directora del Instituto Nacional de Salud, Martha Ospina,  lanzaron la campaña ‘La fiesta eres tú, no la pólvora’, con el objetivo de evitar que los niños, niñas, adolescentes y jóvenes  sufran lesiones, heridas, intoxicaciones, mutilaciones o daños irreparables por el uso y la manipulación de pólvora.

“Desde el ICBF hacemos un llamado a los adolescentes y jóvenes, vectores de cambio, para que nos ayuden a decirle a los padres de familia y cuidadores que no usen la pólvora y a proteger y a cuidar a los más pequeños. Los adolescentes tienen mayor conciencia que la pólvora afecta el medio ambiente y genera impactos negativos sobre las mascotas”, recalcó la Directora del ICBF.

Por su parte, el Ministro de Salud, Fernando Ruiz, señaló que “la pólvora debe ser manejada por profesionales, debe estar lo más alejada posible de los niños para reducir los efectos o riesgos relacionados con quemaduras, laceraciones o envenenamiento y en este diciembre tenemos que hacer un esfuerzo muy grande para cuidarnos del COVID-19 porque la pandemia no ha terminado”.

“Con el Gobierno Nacional lanzamos una campaña para pasar esta época con el núcleo familiar en casa o de manera virtual y con la eventualidad de tener pólvora, se van a generar riesgos para los niños y puede demandar más unidades de cuidado intensivo, las cuales en este momento están dispuestas para atender el COVID-19”, sostuvo el jefe de la cartera.

Notas Relacionadas