DIARIO DEL MAGDALENA
Periódico de Santa Marta, Líder en Noticias y Opinión

El llamado de la Procuraduría por el aumento de la mendicidad infantil

Un importante incremento en la mendicidad infantil en las localidades de Chapinero, Fontibón, Suba y Usaquén, en Bogotá, fue evidenciado por la Procuraduría General de la Nación.

Tras el hallazgo, el ministerio público le pidió al ICBF, a Migración Colombia, a la Secretaría de Integración Social y a la Policía, fortalecer las medidas para la protección y atención de niños y niñas víctimas de explotación económica.

Por lo anterior, recomendaron al Bienestar Familiar la programación de operativos entre diversas entidades para evitar que utilicen a los menores. Y especial atención a la situación de los menores migrantes.

Así mismo, el órgano de control hizo un llamado a caracterizar a la población infantil, puesto que no existe un censo diferente al que hace el Dane cada diez años, lo que, a juicio de la entidad, “puede dificultar la definición de estrategias y coberturas específicas para los menores de edad en tal condición”.

“En el país hay cerca de treinta mil niños, niñas y adolescentes que pasan la gran mayoría de su tiempo en la calle. El 37 % de esa población, es decir, cerca de once mil niños, se encuentran ubicados en las localidades de Usaquén, Fontibón, Chapinero y Suba en Bogotá”, advierte la Procuraduría.

Aunque la entidad dio una serie de recomendaciones para la capital, también aseguró que este no es un problema exclusivo, por lo que señaló que se requiere que las diferentes autoridades del nivel nacional y territorial actúen con oportunidad para la erradicación de este fenómeno, así como la activación de las rutas para la efectiva garantía y restablecimiento de derechos de las niñas y niñas afectados por la mendicidad en calle.

Finalmente, el Ministerio Público le pidió a la Policía de Infancia y Adolescencia divulgar que es su responsabilidad atender quejas y denuncias sobre amenazas y vulneraciones de los derechos de los niños, niñas y adolescentes.

Del mismo modo, incentivar la denuncia de casos o eventos de mendicidad infantil en la ciudad y poner en conocimiento de las autoridades competentes las situaciones en las que se advierta que presuntamente los niños, niñas y adolescentes están siendo utilizados para ejercer esta práctica ilícita.

/Colprensa

Notas Relacionadas